Hubo avances en la negociación con Acindar pero la UOM insiste en que ingresen todos los despedidos

Los trabajadores de la planta de Villa Constitución acudieron a otra nueva audiencia de conciliación obligatoria en el marco del conflicto originado por la desafectación de 12 trabajadores.

Los trabajadores de la planta de Villa Constitución acudieron hoy a otra nueva audiencia de conciliación obligatoria en el marco del conflicto originado por la desafectación de 12 trabajadores.

Un pequeño avance se registró hoy tras la audiencia de conciliación entre los trabajadores de la empresa Acindar y directivos de la empresa de Villa Constitución, en el marco del conflicto suscitado tras el despido de 12 trabajadores de esa planta.

En la sede del Ministerio de Trabajo, los representantes de los trabajadores escucharon la propuesta de la empresa es la reincorporación de otros dos trabajadores a su sector, algo similar -aunque reubicándolos- con otros dos operarios pero se mantendría firme en no permitir el ingreso e otros dos trabajadores.

En diálogo con LT3, el delegado de la UOM Villa Constitución, Silvio Acosta, manifestó que “la propuesta de la empresa, a diferencia de otras oportunidades, es integral, según explicaron ellos. Estarían haciendo ingresar a dos de los seis efectivos a su sector, estarían dispuestos a reubicar a otros dos efectivos y los otros dos muchachos desvincularlos de la empresa. Y en un plazo de 60 días seguir discutiendo la situación de los contratados, que son dos”.

Acerca de si esta alternativa conformaba a los trabajadores, el sindicalista enfatizó que “no, como entendemos que no hay causal de despido pedimos que ingresen los seis muchachos efectivos. Estamos dispuestos discutir la reubicación de cuatro de los seis, pero estamos pidiendo que ingresen los seis. La conciliación obligatoria figura hasta la semana que viene, donde las partes volveremos a juntarnos. Por lo pronto, estamos trabajando normalmente”.

Consultado Acosta sobre qué panorama avizoraba en caso de que la empresa mantuviera esa postura indicó que “el martes se termina la conciliación pero se podría extender la misma por 15 días. La idea nuestra es tratar de resolver esto lo más pronto posible sin llegar a que se venza la conciliación y que tengamos que ir de nuevo al conflicto. Lo que pretendemos es volver a la fábrica para hacer lo que mejor sabemos, que es estar adentro y trabajar”.

Respecto a los motivos por los cuales la empresa mantenía la postura de no reincorporar a dos de los obreros despedidos, el dirigente gremial explicó que “no tienen argumentos. Los dos chicos hace un promedio de 10 años que están trabajando. Pedimos la foja de trabajo de ellos y no tienen ninguna mancha en el legajo. Creemos que hay una situación complicada en donde la empresa ha planteado la reestructuración de los puestos de trabajo. Y ante eso creemos que se usa de rehenes a algunos compañeros para llevarlo a la práctica. Incluso el gerente de la empresa planteó que, por las buenas o por las malas, el sector tiene que trabajar con 22 personas menos. Sabemos que tienen espaldas para sostener esto porque hay problemas con el gas, con la venta de materiales a Brasil”.

Comentá la nota