Huelga de recolectores y barrenderos en Cipolletti

Huelga de recolectores y barrenderos en Cipolletti
Reclaman la reincorporación de cinco despedidos. También pases a planta y recategorizaciones.

El municipio cipoleño intentaba anoche regularizar el servicio de recolección de residuos, después de casi 24 horas de inactividad por un paro de los trabajadores del sector. Aunque la medida de fuerza continuaba, los camiones salieron con personal de otras dependencias.

Fue luego de que el juez Gustavo Herrera y el secretario Santiago Márquez Gauna llegaran hasta el sector a recordarles a los manifestantes que la interrupción de un servicio público está penado por la ley. "Queremos dejarles en claro que pueden manifestar todo lo que quieran pero no impedir la salida de los camiones", insistió el magistrado.

Acordaron que sólo iban a recorrer la ciudad los cuatro vehículos que adquirió la municipalidad hace escasos meses.

También se labró un acta sobre las condiciones en que están las instalaciones y que, según los trabajadores, no cumplen con las condiciones mínimas de seguridad e higiene.

Hoy, a las 11, habrá una reunión en la delegación local de Trabajo donde se intentará zanjar el conflicto. El que comenzó ayer es el tercer paro de los empleados del sector en lo que va del año.

Además de mejores condiciones laborales y el pase a planta de los contratados con mayor antigüedad, los manifestantes reclaman la reincorporación de seis compañeros que quedaron cesantes hace unos dos meses.

El paro que dejó a la ciudad sin recolección de residuos se inició el miércoles a la noche, tras una asamblea que realizaron los trabajadores afiliados al Sindicato de Trabajadores Municipales de Cipolletti (Sitramuci), una nueva organización gremial.

El referente de la agrupación, Omar Meza, que hace algunos meses renunció a la Asociación de Trabajadores del Estado, aseguró anoche que la retención de servicios iba a continuar hasta que logren una respuesta de las autoridades municipales a sus reclamos.

Estuvieron apoyados por Luis Martínez y Santiago Baudino, referentes de la Confederación de Trabajadores Municipales de la República Argentina.

Por la imposibilidad de prestar el servicio, la municipalidad realizó una denuncia penal. Anoche los secretarios de Servicios Públicos y de Gobierno, Francisco Jáuregui y Darío Bravo llegaron al predio ubicado en la calle General Paz junto a la Policía y a los funcionarios judiciales. Fue el momento más tenso de la protesta.

"Los compañeros están cansados de promesas que nunca se cumplen", cuestionó Meza y pidió "disculpas" a la gente por la falta del servicio que resintió la limpieza en toda la ciudad.

"Agotamos todas las vías administrativas y nadie nos dio una respuesta. Los compañeros despedidos no tuvieron ni siquiera la posibilidad de defenderse", insistió Meza.

Comentá la nota