La huelga de los transportistas paraliza la circulación a los puertos

El paro tuvo ayer un acatamiento casi total. No hubo acuerdo en la reunión en Transporte de la Nación. El mayor impacto fue en la región centro. Las terminales sólo pudieron trabajar con stock.
Como era de esperar, el paro nacional convocado por la Federación de Transportistas paralizó toda la operatoria de granos tanto en este Cordón como en el resto de los puertos agroexportadores de Santa Fe y provincia de Buenos Aires.

Ayer por la tarde hubo una reunión entre los transportistas y representantes de la Secretaría de Transporte de la Nación en la que no hubo acuerdo y la medida continuará por tiempo indeterminado. No se fijó otra fecha de encuentro entre las partes.

Con más de 300 piquetes desparramados por distintos puntos estratégicos del país, la medida se sintió en las nueve provincias donde la Federación tiene delegaciones. No hubo cortes de rutas pero sí demoras en la circulación ayer por la mañana, cuando los representantes de la entidad dialogaron con los camioneros para que desistieran de continuar su recorrido. El responsable de prensa de la institución, Edgardo Aniceto, indicó que tras declarar el paro se cumplió con la movilización de los afiliados y la "entrega de panfletos" informativos, y en los ingresos a las terminales cerealeras "se invitó a los camiones a esperar a la vera de la ruta", ante la vigencia de la medida.

El mayor impacto de la medida fue en la región centro y en los puertos de Bahía Blanca y el sur de Santa Fe. En el cordón industrial y portuario del Gran Rosario la actividad de descarga fue prácticamente nula y las agroexportadoras trabajaron con su stock o con lo que pudieron descargar el domingo. Así, permanecieron bloqueados los ingresos de las terminales portuarias instaladas en Santa Fe, tales como las de Villa Constitución, Arroyo Seco, General Lagos, Punta Alvear, Playa Pérez, La Patito, Vicentín, Puerto San Martín y Timbúes. A estos se les sumó también la inactividad en las terminales cerealeras bonaerenses de San Nicolás, Quequén y Bahía Blanca.

Por estos días han empezado a llegar a los puertos de la región las primeras cargar de soja, y para fines de marzo se espera la actividad plena en el marco de la cosecha gruesa.

La Federación de Transportadores Argentinos (Fetra) tiene delegaciones en Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, Entre Ríos, Tucumán, San Luis, Salta y La Pampa, y tal como ocurriera en octubre de 2011, la medida se hizo sentir.

Sin acuerdo. Ayer por la tarde los integrantes de la Federación se reunieron con asesores de la Secretaría de Transporte de la Nación en Buenos Aires —reunión a la que no asistió el titular del área Alejandro Ramos— en busca de una solución que no se encontró dado que no hubo acuerdo en el piso para garantizar la cobrabilidad de la tarifa.

Valeria Pardo, representante legal de Fetra, dijo al término de la reunión en Buenos Aires que "el conflicto supera el ámbito de la Secretaría de Transporte de la Nación y que se requiere la intervención de la Presidencia y del ministro de Planeamiento, Julio De Vido. Hace falta una decisión política para solucionar el conflicto".

De todas maneras, al término de la reunión no se fijó una nueva fecha para un próximo encuentro entre las partes.

La intención de los máximos directivos de la entidad fue encontrar respuestas a sus reclamos reflejados en las "más de 350 manifestaciones de camioneros instalados a la vera de las rutas, cruces e ingresos a los puertos", tal cual lo señaló Aniceto.

Cien mil camiones. Según estimaciones de la Federación, la medida afectó a unos cien mil camiones de transporte de granos, aceites y subproductos.

Consultada por el impacto de la medida, Pardo sostuvo: "El acatamiento superó nuestra propias expectativas. Hemos recibidos muchos llamados a las delegaciones de transportistas que trabajan en forma independiente que se han adherido y en algunos lugares hubo movimientos de autoconvocados porque todos los camioneros comparten nuestros planteos".

No obstante, la Federación Argentina de Transporte Automotor de Cargas (Fatac) no adhirió a este paro, aunque comparte sus objetivos (ver aparte). Pero el grueso del transporte que llega al Cordón está adherido a la Fetra.

A poco de partir hacia Buenos Aires convocados por la secretaría de Transporte de la Nación, Pardo ya había remarcado: "Es importante que haya predisposición al diálogo, al igual que de nuestra parte pero es necesario que nos hagan una propuesta. Sólo las decisiones del gobierno nacional puede destrabar este conflicto".

La medida de fuerza había sido anunciada con un mes de anticipación, y si bien en el medio sobrevino la tragedia ferroviaria de Once, y la salida del secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi, hubo tiempo suficiente para evitar el paro.

El reclamo de la Fetra es de vieja data y hasta generó en octubre de 2011 un acta acuerdo, firmada por el entonces secretario Schiavi, que según la Federación nunca se cumplió.

Actualización. La exigencia de los transportistas de granos apunta a una actualización y un piso en la tasa de transporte, mejores condiciones de salubridad e higiene en las playas de las terminales, la prohibición definitiva y control de la fumigación en tránsito, medidas de seguridad para los camioneros, mejoramiento de los accesos a los puertos y un programa de créditos para la renovación de flotas.

Todos estos puntos formaron parte del acta firmada el año pasado y que fue transmitida por cadena nacional.

La Fatac no se sumó

El presidente de la Federación Argentina de Transporte Automotor de Cargas (Fatac), Vicente Bouvier, aseguró ayer que su entidad “comparte” los objetivos aunque no la “metodología” propuesta con el paro por tiempo indeterminado que inició la Federación de Transportadores Argentinos (Fetra), por mejoras tarifarias y de seguridad.

“Esta medida de fuerza es llevada adelante por una entidad colega exige el cumplimiento del acta acuerdo celebrada con el gobierno nacional (el pasado 31 de octubre de 2011), de la que no participamos”, expresó el dirigente de Fatac.

Frente a los reclamos de la Federación de Transportadores Argentinos, Bouvier expresó: “Compartimos el objetivo de esta entidad”, que llamó a inmovilizar el tránsito de camiones con carga de cereales.

Comentá la nota