Huelguistas impiden que la mayoría entre a trabajar

Un sector cortó las rutas 34 y 56, en tanto que los otros obreros se dirigieron a la Justicia para pedir por su derecho a trabajar.

SAN PEDRO (Corresponsal). La situación que se vive en la empresa Ingenio La Esperanza alcanzó ayer un punto álgido, cuando más de un centenar de trabajadores exigieron a la Justicia que se respete su derecho a la libertad de trabajo, denunciando que el otro grupo liderado por el secretario general Santiago Bonilla, se mantenía apostado en inmediaciones de los portones de fábrica impidiéndoles el ingreso.

Algunos trabajadores junto al secretario gremial José María Castrillo, se dirigieron al Juzgado con el propósito de solicitar garantías para ingresar a trabajar a la planta fabril, pero no obtuvieron respuestas. Cabe acotar que Castrillo y un grupo de delegados que habían sido expulsados del gremio, mostraron una resolución en la que autoridades de Trabajo expresaron la nulidad de las dos asambleas en las que tanto Bonilla por un lado, y Castrillo por otro, habían sido separados del sindicato. En tanto, otro sector de los trabajadores que lleva adelante la medida de fuerza con un paro por tiempo indeterminado, se dirigió al acceso sur y procedió a sitiar la ciudad levantando piquetes a la altura del puente Emilio Lozano y del paraje La Urbana, cortando las rutas nacional 34 y la provincial 56. La situación se sale de cauce, peligra el inicio de la zafra, y llama la atención la falta de respuesta de la Justicia ante los reclamos de quienes quieren trabajar, y se hace imprescindible hacer respetar ese derecho, y ahora también el de todos los ciudadanos a circular con normalidad por las rutas nacionales y provinciales que rodean a La Esperanza y San Pedro de Jujuy.

Hay que recordar que desde los poderes públicos se han manifestado en respaldo a la empresa que explota el Ingenio, y expresamente tanto el gobernador de la Provincia, Dr. Eduardo Fellner, como el senador radical Gerardo Morales, deploraron que la interna gremial ponga en peligro una vez más la fuente de trabajo.

Peligra la zafra 2012

Los obreros que querían ingresar a trabajar sostuvieron que se convocaron en la plazoleta Trapiche, aguardando la decisión y el respaldo de la Justicia que nunca llegó. También había otro tercer grupo, cuyos integrantes dijeron no estar con ninguna de las dos partes y que "sólo querían entrar a trabajar". "Estamos esperando que venga el juez o el fiscal para que constate que nosotros queremos entrar y que la gente de Bonilla no nos deja ingresar. Queremos que Bonilla deje de decir a la prensa que los portones están liberados, abiertos y que trabaje el que quiere, porque eso no es verdad", dijeron indignados.

Con un dejo de desazón, los trabajadores se mostraron molestos con el accionar de la Justicia. "Aparentemente no quieren actuar y eso es grave. Cuando el jueves fuimos a solicitar las garantías y la libertad de trabajo nos pidieron firmas, juntamos más de 240 firmas, entregamos los videos donde salen Bonilla y el abogado diciendo de que los portones están liberados, y le dijimos que el lunes íbamos a reunirnos para entrar a trabajar y no vinieron", dijeron.

Acotaron que de la gente que está con Bonilla algunos ya trabajaron y les tocaba descansar, por lo que no les afecta hacer el paro. Además tiene el apoyo de "los cuartas", gente que no tiene relación laboral con la empresa y que trabajan cuando empieza la zafra, ellos no tienen número, ni legajo, por lo no se ven afectados con esta situación. Otros que estaban trabajando ya se están cansando, se dan cuenta del manejo y ven que ya pasó una quincena y se viene otra y no van a cobrar nada".

Por otro lado apuntaron que el secretario general del gremio sostiene que tiene el apoyo de la gente del campo, pero que la realidad marca otra cosa. "Cuando se acercaron a cortar los portones de El Puesto y Parapeti, la gente le dijo que no se sumarían al paro y están trabajando normalmente, lo hicieron toda la primera quincena y hoy siguen con su labor en el campo. Por eso nos vienen a perjudicar a nosotros, y tomaron los portones por la fuerza para que no podamos entrar".

Finalmente, enfatizaron que la fábrica está a medio armar: "hay muchas modificaciones nuevas que se están realizando en el caso de las centrífugas, de los tachos que son parte fundamental, como el tema de las calderas y nos queda poco menos de treinta días para iniciar la zafra. Si no entramos a trabajar creemos que este año no habrá zafra y eso sería lo más doloroso para los trabajadores de La Esperanza. Por eso creemos que el Gobierno y la Justicia tienen que ponerle fin a este conflicto, tienen que actuar. Sabemos que tienen derecho a pedir trabajo, pero no pueden coartar la libertad a los demás. Se nos hace difícil pensar que estén esperando que nosotros como trabajadores nos agarremos a las trompadas y liberemos los portones. Si la Justicia está esperando eso nos parece lamentable”, finalizaron diciendo.

Comentá la nota