Hugo “Cachorro” Godoy fue reelecto al frente de ATE Nacional

Hugo “Cachorro” Godoy fue reelecto al frente de ATE Nacional

El representante de los trabajadores estatales ganó en 20 provincias mientras que su principal contrincante, Daniel Catalano, continuará al frente de ATE Capital. El Gobierno ve positivo el triunfo del oficialismo a nivel nacional.

Hugo “Cachorro” Godoy fue reelegido por otros cuatro años al frente de la conducción nacional según confirmaron en la madrugada de este jueves fuentes del oficialismo.

A nivel país le ganó a sus cuatro contrincantes: hablamos de Daniel Catalano, que es secretario general de la seccional de Capital y continuará en ese cargo y Pablo Micheli, quien ya ocupó el cargo de secretario general de ATE Nacional entre 2003 y 2011. Siguen en la lista de derrotados el trotskista y delegado del INTI Luciano Domínguez Pose y, finalmente, Marina Hidalgo Robles, dirigente del Nuevo MAS.

El resultado electoral convalidó lo que podríamos llamar “un status quo” del panorama previo a la elección: Godoy ganó en 20 provincias cuando previo a la elección contaba con 19. La que se sumó es Tierra del Fuego que ganó a nivel nacional, aunque la conducción local quedó para la izquierda.

Catalano contaba con cuatro distritos y los mantuvo: ellos son Ciudad de Buenos Aires, que seguirá siendo conducida por Catalano ya que es el secretario general actual y se presentó para conducir tanto a nivel nacional como porteño. Las otras tres con las que se quedó la oposición son Neuquén, Santa Fe y Corrientes.

Paréntesis: como contó Mundo Gremial la previa estuvo recalentada como es de costumbre: a las denuncias de posible fraude se le sumaron impugnaciones ante el ministerio de Trabajo y hechos de violencia en algunos distritos como Caleta Olivia o Entre Ríos, entre otros. Para contrarrestar esos frentes, se convocó a 9 veedores internacionales para darle un marco de transparencia a las elecciones.

En cualquier caso, se cumplió el augurio del oficialismo: Godoy se llevó más del 70% de los electores y fue el gran ganador de 2019 si hablamos de la representación de los trabajadores del Estado. La semana pasada, Trabajo le dio la chapa de la CTA Autónoma a él y a Ricardo Peidro tirándolo a Pablo Micheli al destierro. De hecho, Micheli se jugó su última carta aspirando a quedarse con ATE Nacional, pero quedó lejos.

El triunfo de Godoy a nivel nacional fue festejado por el Gobierno: es que el único aspirante con chances ciertas de quedarse con la conducción nacional -Catalano- juega abiertamente con el kirchnerismo y con el Frente Nacional para el Modelo Sindical, criatura creada en las entrañas del moyanismo. “Siempre que hablamos de las CTA o de ATE sabemos que estamos frente a un sector combativo del sindicalismo, pero preferimos el triunfo de Godoy”, habiendo comentado desde Modernización en la previa electoral a Mundo Gremial. En ese sentido todo quedaría en igual situación. Godoy, en tanto y aunque opositor a Cambiemos, no está pegado al kirchnerismo ni al moyanismo.

La votación se extendió en todo el territorio nacional, lo que se traduce en números de ATE: de los 310.000 afiliados estaban en condiciones de votar 289.712 y al cierre de esta nota era aún prematuro saber la cantidad exacta de votantes pero en el oficialismo aseguran que votó “un porcentaje muy alto del padrón”. A propósito del padrón: la oposición a Godoy presentó denuncias de padrones adulterados, con muertos incluidos.

Con los resultados adentro, con veedores internacionales y el OK de Trabajo, las listas opositoras prácticamente quedan sin margen para revalidar impugnaciones presentadas.

Coment� la nota