El día en que Hugo Moyano evitó a la fuerza que el dueño de OCA regrese a la empresa

El día en que Hugo Moyano evitó a la fuerza que el dueño de OCA regrese a la empresa

Patricio Nicolás Farcuh, el presidente de OCA y a quien se vincula con Hugo y Pablo Moyano a partir de millonarias operaciones con el gremio de los camioneros, advirtió que la empresa postal privada más grande del país podría cerrar el mes próximo. La compañía tiene unos 7000 empleados, de los cuales unos 6300 serían afiliados al sindicato del exjefe de la CGT.

"La empresa está en una situación cada vez más límite. El Gobierno quiere que OCA no subsista y esto es más profundo que Moyano: alguien se quiere quedar con mi empresa", sugiere Farcuh, quien es investigado por retención indebida de aportes de la seguridad social, causa por la que esta semana declaró durante seis horas ante el juez en lo Penal Económico Javier López Biscayart.

En su presentación judicial, Farcuh facilitó dos videos que escenifican un quiebre en su vínculo con Moyano. El empresario busca demostrar con las imágenes que durante un determinado período (entre junio de 2016 y mayo de 2017, sostiene) la empresa fue "usurpada" en una suerte de "golpe de estado interno" por parte del gremio de los camioneros y dirigentes jerárquicos de la empresa postal que se habrían aliado a Moyano.

 En medio de la reunión entre Moyano y Farcuh, sus colaboradores rompen la puerta1:51

El video, al que accedió LA NACION, sería del 21 de febrero de 2017 y fue tomado por las cámaras de seguridad del edificio. Ese día, Farcuh intentó recuperar posesión de su despacho, en el 5° piso de La Rioja 301, en el barrio porteño de Balvanera. Aprovechó la ocasión porque en ese mismo momento la Policía Metropolitana tenía una orden de allanamiento a pedido de la AFIP.

En la imagen, se distingue a Farcuh y a Moyano en una acalorada discusión. El momento está guiado por el nerviosismo y la tensión. Rodean a los protagonistas parte de la tropa más cercana al jefe de los camioneros: Marcelo Aparicio, número tres del gremio y mano derecha de Pablo Moyano; Héctor "Yoyo" Maldonado, protesorero de camioneros y directivo de Independiente; Jorge Mario Aste, exdirectivo de OCA; Rodrigo Condori, el veedor que designó el gremio en la empresa, y dos custodios personales del líder sindical. A la oficina a la que ingresan es el despacho de Farcuh.

Dos meses después del video, el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi dispuso una custodia de la Gendarmería para garantizar la seguridad de Farcuh, que recuperó por entonces el control de OCA a partir de la medida del juez. Ese día, la sede de la empresa postal lució militarizada. La foto del desembarco de las fuerzas con los uniformes verde oliva es el protector de pantalla de la computadora de escritorio de Farcuh. En las paredes de su despacho cuelgan citaciones judiciales encuadradas, pintadas con fórmulas numéricas y recortes de diarios, entre ellos, un editorial de LA NACION titulada: "Los Moyano y el sindicalismo de los magnates".

A un año de estos episodios, OCA hace equilibrio entre abismos. Está virtualmente intervenida por la Justicia y con una deuda con la AFIP de unos $4000 millones. Logró el 27 de marzo un fugaz respiro para afrontar un plan de pagos que encamine su delicada situación financiera.

Pero el barco sigue a la deriva, según escribió recientemente el propio Farcuh a sus empleados en un enigmático mensaje distribuido en cuatro entregas. En la primera, responsabiliza al presidente Mauricio Macri por la situación de OCA y el posible cierre. "El Poder Ejecutivo nos ha dejado vacíos de seguridad jurídica e institucionalidad. Nos envían veedores, interventores, con pedidos de información de la AFIP a través de estudios de abogados privados y lo más llamativo es que en su relato expresan que quieren ayudarnos. Una buena ayuda sería: que nos paguen los más de 500 millones de pesos que nos debe el Estado por servicios prestados desde fines de 2016; que nos levanten los embargos, y que no nos saquen clientes por un total de 2500 millones de pesos que han pasado a manos del Correo Argentino", escribió el empresario.

La segunda entrega caminó con pies de plomo sobre el rol de la AFIP. Sin embargo, en persona, Farcuh corre de la polémica al extitular Alberto Abad. "Siempre tuvo voluntad de colaborar, pero la línea política del organismo no se lo permitió", dice. Y apunta a Juan Carlos Santos, de la Subdirección General de Operaciones Impositivas de grandes Contribuyentes Nacionales.

El tercer y cuarto capítulo del mensaje hacen hincapié en las reuniones que tuvieron funcionarios del Gobierno y de la AFIP con directivos de OCA durante el período que la empresa estuvo "usurpada" por Moyano.

Farcuh y el gremio de los Moyano realizaron millonarios movimientos financieros cruzados en los últimos años que involucran instituciones sindicales y deportivas. Intercambiaron unos $100 millones entre 2014 y 2016, según se desprende de un informe de la Unidad de Información Financiera (UIF). Parte de esas operaciones (seis cheques) se hicieron en el período gris, cuando Farcuh dice no haber tenido el control de la empresa.

Una empresa en problemas

Patricio Farcuh adquirió OCA en 2013. Al año siguiente pagó US$2.500.000 para convertirse en sponsor del Club Independiente, cuyo presidente desde entonces y hasta hoy es Hugo MoyanoEn mayo de 2017 llamó a un concurso de acreedores, con una deuda millonaria con la AFIP que alcanzaría los $4000 millonesTras la apertura del concurso, la empresa fue embargada por la AFIP y denunció la pérdida de clientes. A Farcuh lo investigan por retener aportes y por operaciones sospechosas con MoyanoEn marzo OCA quedó virtualmente intervenida por la Justicia y por el Enacom. Tiene 7000 empleados, 6300 afiliados a camioneros

Comentá la nota