Hugo Moyano reconoció que no puede conducir camiones

Hugo Moyano reconoció que no puede conducir camiones
El titular del sindicato señaló que la última vez que lo hizo fue "en la época de Menem, durante una protesta" y que no tiene registro profesional . Admitió que podría ser candidato a presidente de Independiente
En pleno fin de semana largo por el feriado puente post Día del Trabajador, una "pregunta del millón" encontró su repuesta. "¿Cuándo trabajó por última vez arriba de un camión?", le preguntaron en una entrevista radial al jefe de la CGT opositora y líder del sindicato de Camioneros, Hugo Moyano. "Yo ingresé en el gremio (de Camionero) en Mar del Plata, hace unos cuantos años, en el setenta y pico".

"No tengo registro profesional. No lo he vuelto a sacar", reconoció Moyano. "Pero de vez en cuando me subo a un camión. Hace unos años vine manejando uno desde Mendoza para no olvidarme", aclaró. Unos minutos después, se autocorrigió: "Fue en la época de Menem que hicimos una marcha de protesta de Mendoza a Buenos Aires, había kilómetros y kilómetros de camiones, y yo venía conduciendo un camión".

Junto a su ahora aliado Luis Barrionuevo, jefe de la CGT Azul y Blanca, Moyano impulsa para el 14 de mayo una marcha a la Plaza de Mayo contra la inseguridad y la inflación, en lo que será un acto atípico, sin oradores. Tras el último paro, desde el Gobierno lo acusaron de "jugar para Sergio Massa". "Yo todavía no tengo ningún candidato", disparó en la entrevista con radio Rivadavia. Pero se atajó: "Sergio Massa tendrá que demostrar que tiene un proyecto para ser Presidente. Pero un proyecto que contenga a todos. Y la gente a partir de ahí tomará su decisión".

Hace unos días, su hijo Pablo encendió la polémica en medio de un conflicto por la recolección de residuos en Quilmes, que afecta a la empresa Covelia, a la que en más de una ocasión se ha tratado de vincular a la familia Moyano. "Ellos están buscando y yo digo que si tiene que haber muertos, va a haber un muerto, dos, tres, porque la gente está dispuesta a defender su puesto de trabajo y su dignidad", amenazó. Lejos de arrepentirse, su padre dijo que su gremio está dispuesto a "ir a la guerra". Pero hoy le bajó el tono. "Creo que Pablo no estuvo bien. Ahora utilizan lo que dijo -que no lo compartimos-, para tapar los 430 despidos", comentó.

Presidente rojo

La salida de Javier Cantero de Independiente abrió una grieta con la que el moyanismo busca entrar por la puerta grande al club. Consultado sobre la posibilidad de que se presente a las elecciones como candidato a presidente, el jefe de la CGT Azopardo confesó: "Lo estoy pensando". Aunque ironizó sobre la situación del "Rojo": "Yo no sé si es un premio o un castigo, porque si me dan a elegir Crimea o Independiente, no sé con cuál me quedo".

No estuvo exenta de polémicas la renuncia de Cantero. Quizás la más fuerte giró en torno al dinero que ofrecieron una serie de agrupaciones del club para pagar los sueldos de los jugadores a cambio de elecciones anticipadas. La prensa automáticamente vinculó esos grupos a Moyano. "Yo no puse un centavo. Es mentira", se quejó el camionero sin camión.

Comentá la nota