Huinca Renancó: paran la obra de agua porque Provincia no manda los fondos

La administración municipal de Huinca Renancó se vio obligada a suspender la obra de agua potable -uno de los emprendimientos clave para el saneamiento ambiental de la ciudad- porque el Gobierno de Córdoba no cumplió con la promesa de enviar parte de los recursos necesarios para financiarla.
“A fines de 2010 firmamos un convenio con el ex gobernador Juan Schiaretti a través del cual la Provincia se comprometió a aportar 500 mil pesos durante 2011 para financiar una parte de la obra de agua potable que incluía la planta potabilizadora, los pozos de extracción y las cañerías domiciliarias. A comienzos de 2011 nos entregaron un anticipo de 100 mil pesos y luego dos pagos más de 50 mil pesos cada uno a medida que presentamos los certificados de avance. Todo marchó bien hasta noviembre. Desde ese mes nos están debiendo 112 mil pesos. Asumió De la Sota y todo siguió igual. El Gobierno dice que no tiene plata, pero gastan los recursos en otras cosas y a nosotros no nos cumplen los acuerdos”, enfatizó enojado el intendente Oscar Saliba. Ante la imposibilidad de cobrar ese certificado y la consecuente incertidumbre sobre lo que pasará con el resto de los 300 mil pesos prometidos por Schiaretti, el titular del Departamento Ejecutivo se vio obligado a paralizar la obra más esperada y reclamada por los vecinos de Huinca Renancó.

“Para esta ciudad es el emprendimiento más importante de su historia. Logramos terminar los pozos de extracción y la planta de tratamiento del agua. Iniciamos la red pero ahora debimos paralizarla. Ya han pasado más de 8 meses. No sólo no podemos cobrar lo que nos deben según el convenio firmado en 2010, sino que además todos los materiales han aumentado notablemente. Si la Provincia nos paga, podremos reanudar los trabajos pero ya no nos alcanzará el dinero para cubrir toda la obra por la inflación”, continuó Saliba.

Huinca Renancó como numerosas poblaciones del sur provincial no puede consumir el agua de las napas subterráneas por el alto contenido de arsénico que éstas tienen. En consecuencia, los vecinos deben adquirir en los supermercados agua mineral a un elevado costo.

“A Laboulaye le llevaron el agua potable con un acueducto. Me parece bárbaro. A nosotros nos prometieron 500 mil pesos y firmaron el convenio. Si bien cambió el gobernador, De la Sota es del mismo partido que Schiaretti y además existe una continuidad institucional. No pueden decir que no hay dinero cuando uno ve lo que gastan en publicidad y en nuevas obras. Espero que De la Sota nos cumpla porque en definitiva se le hace un daño a los vecinos y no a un intendente en particular”, continuó el titular del Departamento Ejecutivo de Huinca Renancó. Saliba también recordó que Schiaretti firmó en 2011 otro acuerdo para financiar la continuidad de la obra de desagües pluviales con un aporte de 350 mil pesos del Estado provincial. De ese dinero, tampoco llegó un solo peso para la sureña ciudad de Huinca Renancó.

Comentá la nota