La Iglesia tomó participación activa en la negociación entre gobierno y policías

La Iglesia tomó participación activa en la negociación entre gobierno y policías
Monseñor Mollaghan fue parte de una reunión en la sede rosarina de Gobernación que pasó a cuarto intermedio hasta este martes y aparentemente sirvió para acercar posiciones. Sin embargo, no había acuerdo aún y los uniformados dijeron que no levantarán el paro, aunque analizaban un pedido de la provincia para flexibilizarlo mientras esté abierto el diálogo

No, no hubo acuerdo aún. Pero fuentes del gobierno provincial aseguraron que en la reunión que funcionarios y representantes de los policías sostuvieron hasta la medianoche en la sede rosarina de Gobernación hubo un acercamiento de posiciones. Del encuentro participó el arzobispo de la ciudad, monseñor Mollaghan, que ratificó asi la voluntad de la Iglesia de mediar en el conflicto, que complica la seguridad de toda la provincia y por ahora sigue.

A las 21.30 empezó la reunión, que del lado del gobierno encabezó el ministro Rubén Galassi y que incluyó, además de Mollaghan, la participación de varios delegados policiales, que fueron acompañados por tres abogados.

Según trascendió, en el encuentro se acercaron posiciones, pero no se llegó a un acuerdo y las partes resolvieron pasar a un cuarto intermedio. Las reuniones se retomarían al mediodía. El gobierno provincial pidió que, en el mientras tanto, los policías levantaran el paro y los piquetes que impiden la salida de los móviles de Jefatura. Pero no cedieron los uniformados, que sí se comprometieron a analizar en asambleas al menos la posibilidad de flexibilizar la medida.

El discurso de Bonfatti

A la tarde, en medio de la manifestación frente a la Casa Gris, Antonio Bonfatti dio una conferencia para ratificar la propuesta de aumento que el gobierno hizo a los policías que reclaman en las ciudades de Rosario y Santa Fe. El mandatario pidió a los uniformados que "retomen sus tareas" y recordó que tienen bajo su responsabilidad "el cuidado de la vida y los bienes de los ciudadanos".

Luego de eso, repasó los números de la oferta hecha el sábado y la presentada este lunes a la madrugada. A la última propuesta se agregaron mejoras en los ítems de "deducción" y "riesgo", con impacto en el sueldo final. Con esos números, se mantenían la protesta frente a la casa de Gobierno santafesina y las negociaciones en el Ministerio de Seguridad –explicó la periodista de Santa Fe Ivana Fux– y en Rosario.

Los uniformados realizaron asambleas tras el anuncio de Bonfatti y decidieron rechazar los aumentos. En tanto, se acordó para la noche, desde las 21.30, una reunión en la sede Rosario del Gobierno provincial. Fue encabezada por Galassi y Gustavo Asegurado, el hombre que maneja los números del Ministerio de Seguridad, y asistieron tres abogados que representaban a los policías rosarinos (al frente Luis Alfredo Tomasevich) y doce delegados de la fuerza. Se destacó también la presencia de monseñor Mollaghan. También el senador Armando Traferri, presidente de la comisión de Seguridad de la Cámara alta provincial.

En ese encuentro, se mejoraron algunos aspectos de la propuesta oficial. Esas mejoras no conformaron del todo a los uniformados, pero las diferencias, dijo una fuente gubernamental, ya eran bastante menores, por lo cual había esperanzas de que este martes se llegue a un acuerdo.

La oferta de la tarde

El gobernador detalló este lunes a la tarde que el salario del agente inicial (sin antigüedad) de 5.600 pesos, recibiría con los incrementos, una cifra única no remunerativa de 2.000 pesos el 27 de diciembre. Esto llevará el salario a 7.600 pesos. Además, el 17 de enero se haría efectivo un pago único por uniformes de 2.000 pesos.

La mejora anunciada incluye una suba permanente del porcentaje de cálculo del suplemento “Dedicación” (remunerativo y bonificable) de modo que el salario de bolsillo inicial del agente sin antigüedad pasa a 6.000 pesos. Y el total a cobrar por un agente sin antigüedad será de 8.000 pesos. Por otra parte, el incremento permanente del porcentaje de cálculo del suplemento “Riesgo” (remunerativo y bonificable) y garantiza que el salario de bolsillo inicial del agente sin antigüedad no sea inferior a 8.000 pesos.

"La nueva propuesta que hemos realizado en la madrugada vuelve a insistir con los 1.500 pesos de bono de fin de año, en la propuesta anterior había 1.500 pesos para uniformes, que vamos a elevar a 2.500 pesos, 500 para diciembre y 2.000 para enero", detalló Bonfatti.

Agregó que se incrementó "el suplemento de riesgo del 30 por ciento al 120 por ciento y el de dedicación del 25 por ciento actual al 100 por ciento de incremento".

Tras la conferencia de prensa del gobernador, el abogado que representa a los policías de Rosario, Luis Alfredo Tomasevich, dijo que la propuesta "no varía lo que se planteó a la mañana". Y pidió la creación de una mesa de negociación salarial con legisladores, policías y representantes del gobierno santafesino.

Comentá la nota