Impugnarán la elección de autoridades en ATEP

Los dirigentes Diego Toscano y Dolly Gutiérrez Falcón, de la lista opositora Roja-Rosa indicaron que el sector "ha hecho las presentaciones en la Junta Electoral" y que tienen previsto "recurrir al Ministerio (de Trabajo) para impugnar esta elección"
Pese a haber logrado la reelección con más del 70 por ciento de los votos el último domingo, la conducción de la Asociación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP), con David Toledo a la cabeza, sigue siendo cuestionada por un sector interno, que anunció la impugnación de los comicios, por considerar que hubo irregularidades.

"No le reconocemos a Toledo ningún triunfo. Lo del domingo fue apenas otro capítulo fraudulento de una burocracia que quiere perpetuarse en sus poltronas", denunciaron Diego Toscano y Dolly Gutiérrez Falcón, de la lista opositora Roja-Rosa, que terminó en tercer lugar en la elección de autoridades.

Informaron que el sector "ha hecho las presentaciones en la Junta Electoral" y que tienen previsto "recurrir al Ministerio (de Trabajo) para denunciar esta elección". Además, advirtieron sobre "el intento de robo de los congresales de CTERA que le corresponden a la oposición por parte de la lista (oficialista) Morada y Blanca. Son tres según el sistema proporcional, pero el oficialismo pretende usurparlos", precisaron.

Según los dirigentes, "la elección tuvo un carácter fraudulento desde el mismo momento que las listas opositoras no tuvieron tiempo para desarrollar una campaña electoral en regla, a diferencia del oficialismo, que incluso ya tenía en movimiento todo su aparato desde hace meses".

En este sentido, recordaron que las listas opositoras tuvieron escasas 72 horas de campaña. "El resultado fue que miles de docentes ni se enteraron de que el 1º de julio había elección, y esa es una de las razones por la cual solo participó el 30 por ciento de un padrón previamente amañado", agregaron.

Para Toscano y Gutiérrez Falcón, "este fue un tema clave para el oficialismo, confiado en que si había una baja concurrencia, ellos se arreglaban con los votos cautivos del aparato y su periferia. Si se tiene presente que el gremio tiene cerca de 500 adscriptos y acomodados, gran parte del padrón de jubilados y un aparato económico millonario -los dineros del gremio- que además fue abultado por la ayuda del gobierno", sentenciaron.

Sobre el mismo tema, señalaron que "con todo esto a su favor, Toledo sólo pudo obtener 2561 votos. De esos, aproximadamente 800 son votos de jubilados, tanto de las mesas de capital como de las del interior. O sea que lo votaron 1760 docentes en actividad. Esa cantidad representa apenas el 5,5 por ciento de los 32.000 docentes que somos en la provincia", dispararon.

Los docentes opositores a Toledo opinaron que la de la actual conducción de ATEP "es una burocracia raquítica, que ante el primer giro brusco de la docencia va a ser barrida de sus sillones. Toledo tiene por delante una devolución de favores al gobierno que lo ha apoyado. La ofrenda va a ser el estatuto del docente y el mantenimiento de la tregua social en materia de salarios. Esta política de colaboración no se puede sostener en el tiempo", completaron.

Comentá la nota