La CTA impulsa un paro nacional frente a la "emergencia social"

La CTA impulsa un paro nacional frente a la "emergencia social"
La central de trabajadores conducida por Pablo Micheli busca con esa iniciativa que el Gobierno llame a una "mesa de diálogo sin exclusiones" en busca de soluciones frente a los saqueos y hechos de violencia.
La CTA disidente que encabeza Pablo Micheli convocó este lunes "al resto de las centrales obreras y a todos los sectores populares" a "un paro nacional" para que "obligue al gobierno" a llamar a una mesa del diálogo ante la situación de "emergencia social" que, consideró, atraviesa el país.

"Desde la CTA convocamos al resto de las centrales obreras y a todos los sectores populares a un paro nacional que obligue al gobierno a llamar a una mesa de diálogo sin exclusiones", se informó a través de un comunicado firmado por Micheli y el secretario adjunto, Roberto Peidro.

Sin embargo, la convocatoria fue relativizada en la CGT-Azopardo que lidera Hugo Moyano y en la CGT Azul y Blanca que encabeza Luis Barrionuevo.

Si bien en diálogo con DyN referentes de ambas centrales admitieron el estado de "emergencia social y económica" en todo el país, coincidieron en que "la "situación esta siendo analizada" por las cúpulas de las dos centrales.

Un dirigente moyanista que buscó desligarse de la convocatoria de la CTA dijo que "nosotros estamos viendo lo que está pasando, lo estamos analizando y si tenemos que hacer un paro lo vamos a decidir entre las dos centrales".

"No salimos a saltar porque nos invitan por un comunicado, tenemos la suficiente capacidad para resolver y decidir si hacemos o no un paro", enfatizó la fuente.

Desde el barrionuevismo, Carlos Acuña (Estaciones de Servicios) dijo a esta agencia que "el tema de la emergencia social y económica lo estamos estudiando en conjunto con la CGT de Moyano y creo que en los próximos días vamos a definir los pasos a seguir".

La CTA lanzó una convocatoria a todos los sectores del campo popular a realizar solo "un paro nacional puede romper el autismo del gobierno" y manifestó su "preocupación ante la falta de reacción del gobierno frente al grave cuadro social que vive el país".

Detalló que "la emergencia que marcan los levantamientos policiales en varias provincias, deja al descubierto que debajo del relato oficial son las fuerzas de la represión las que en última instancia, tienen encomendado responder a las justas demandas del pueblo trabajador".

En ese sentido, insistió con que "la carencia de reflejos del gobierno fue manifestada por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien se negó rotundamente al pago de una cifra extra de fin de año o la reducción del impuesto a las ganancias y en cambio, denunció un plan de desestabilización".

Para CTA, "de esta forma el Gobierno está tratando una vez más de ocultar el país real: sueldos que no alcanzan, el narcotráfico creciendo ante la inacción o complicidad del Estado, falta de política para detener la inflación. El cuadro evidencia un autismo que amenaza con tornarse socialmente explosivo".

Los reclamos de la CTA incluyen el 82% móvil para los jubilados y devolución de lo adeudado; un bono de fin de año de 2 mil pesos y reapertura de paritarias para todos los trabajadores; un salario mínimo, vital y móvil de 8 mil pesos; y la recomposición salarial para todos lo trabajadores, estables, precarizados, planes sociales, becarios y jubilados, "que permita hacer frente a este proceso inflacionario de suba de precios en alimentos de primera necesidad".

Comentá la nota