Incertidumbre docente por el acuerdo salarial

Dirigentes disidentes temen que se cambie el Estatuto Docente. Tres gremios aceptaron una suba salarial, en mano, del orden del 20%, lo que causó polémica. Paro nacional el martes.
En lugar de llevar tranquilidad, el acuerdo salarial que firmaron los gremios docentes con el Gobierno suma rechazos y elementos para la polémica.

Dirigentes disidentes y de sindicatos que no participaron de las paritarias calificaron como una burla el convenio rubricado por el Frente Gremial Docente. El acta acuerdo firmada por los dirigentes David Toledo (primarios), Isabel Ruiz (medios) y Edgardo Bessone (técnicos) establece un incremento salarial al básico de $ 270 en marzo, de $ 70 en julio y de $ 90 en septiembre. Pero el aumento se construye a partir del "blanqueo" de sumas en negro. En consecuencia, desaparecerán $ 410 del decreto 595/3, y $ 95 de la Ayuda Social de $ 295, por lo que el impacto de bolsillo del convenio será menor al 34% de incremento en el básico: el sueldo líquido para el cargo testigo (maestro de grado con jornada simple) se irá de $ 2.760 a $ 3.100 a fin de mes; a $ 3.200, en julio; y a $ 3.200, en septiembre. En definitiva, el aumento para los educadores rondará "en mano" en el 20%. Además de cuestionar el monto aceptado, a sectores internos de ATEP y a la Unión Docentes Tucumanos (UDT) asustan las implicancias del inciso "H" del convenio rubricado. "Se pauta el estudio y la modificación del Estatuto Docente", reza el texto.

Según la comisión directiva de ATEP, ese punto fue consensuado con las bases. "La docencia toda tomó conocimiento oportunamente a través de sus cuerpos orgánicos y nuestra página web, en la cual se los invitó a participar emitiendo opiniones y sugerencias. Asimismo, a nuestros delegados congresistas y asambleístas, acercándoles un borrador para ser trabajado", aclaró el gremio en un comunicado. Sin embargo, los disidentes Diego Toscano y Doli Gutiérrez Falcón negaron que esa versión sea veraz. "Es un despropósito y una mentira. Recientemente se reunieron cuatro asambleas zonales y dos veces el congreso del gremio y en ningún momento se puso a consideración esta cláusula del acuerdo", retrucaron.

El titular de la UDT, Carlos Arnedo, también cuestionó ese punto del acta acuerdo. "Nos preocupa que dejan abierta la posibilidad cierta y concreta de la modificación del Estatuto Docente, en un escenario de entrega y traición a manos de la burocracia sindical", advirtió. La UDT mantendrá hoy un plenario para determinar las acciones a seguir. No obstante, es un hecho que adhiera al paro nacional docente convocado para el martes, en repudio a la falta de acuerdo en las paritarias con la Casa Rosada. La medida de fuerza se potenciará -coincidieron Toscano, Gutiérrez Falcón y Arnedo, por las críticas que la presidenta, Cristina Fernández, formuló a los educadores durante el acto de apertura de sesiones del Congreso.

Comentá la nota