Incertidumbre por si habrá combustible en Navidad y Año Nuevo

Representantes locales del Sindicato Obreros de Estaciones de Servicio de Corrientes mantienen una reunión en Buenos Aires para definir la cuestión de fondo. De no mediar solución, habrá desabastecimiento.
La semana pasada anunciaron paro de actividades en las estaciones de servicio para Navidad y Año Nuevo, lo cual afectará directamente a quienes tengan que viajar para las fiestas de fin de año a pasar con sus seres queridos.

Víctor Romero, secretario general del Sindicato Obreros de Estaciones de Servicio de Corrientes (Soesgype), junto a otros representantes permanece en Buenos Aires en plena gestión.

En un diálogo con este medio había manifestado que "lamentamos tener que poner a la gente como rehén, pero no nos queda otra", refiriéndose al paro de actividades programado para fin de año.

Otras fuentes, vinculadas con el sector empresario dijeron que "el principal problema que atraviesa el sector es la rentabilidad por el expendio de combustible", tema también incluido en el temario nacional.

En el caso de Romero había planteado la triste realidad de los trabajadores, que asisten "a una situación de explotación por parte de las petroleras", que avanzaron en gran medida en todo el país, lo cual provocó que cerrarán sus puertas "unas 3.000 estaciones de servicios en Argentina".

A su vez reveló que "las petroleras ya cuentan con 700 expendedoras propias".

Pero la realidad local no es menos preocupante porque en la actualidad existe peligro de cierre de al menos 20 empresas dedicadas a la venta de combustible, lo que podría dejar sin trabajo a unas 300 personas.

El conflicto de fondo aún no se ha resuelto y de no mediar una pronta solución lamentablemente será un fin de año, sin combustible.

Comentá la nota