Incomodidad y debate en la CGT oficial

Para los gremios que integran la CGT alineada con la Casa Rosada, la de ayer no fue una jornada sencilla. Las consignas del paro convocado por Hugo Moyano son similares a las que ellos plantean. Sin embargo, la cúpula, encabezada por Antonio Caló, hizo equilibrio y se aferró a su alianza con el Gobierno.

Se convocó a una reunión para la semana próxima, en la que se debatirá sobre la propuesta que se elevará al Gobierno para activar una reforma tributaria a partir de 2013.

Pero antes, la mesa chica, con Caló y el estatal Andrés Rodríguez al frente, se juntará para evaluar la medida del camionero y lo que sucedió en algunos sindicatos, cuyas bases desobedecieron a las jefaturas. Los casos más resonantes se dieron en los colectiveros de UTA, los ferroviarios y alimentación.

Se evitará confrontar con Moyano, aunque ya se unificó un discurso para decir que la convocatoria tuvo limitaciones. "Compartimos los reclamos, pero nuestra pelea es por los desocupados y jubilados. Después por los que ganan más y piden por el Impuesto a las Ganancias", dijo a LA NACION Omar Maturano (La Fraternidad)..

Comentá la nota