Industriales definían a la madrugada un adelanto en pagos a los tamberos

El pedido de la producción fue por 15 centavos por litro hasta que el Gobierno determine la real renta de la cadena, de no corresponder la suba se podrían devolver. Las empresas daban su respuesta muy iniciada la madrugada de hoy.

por

Elida

Thiery La decisión de los tamberos de extender esta medida de fuerza desde el lunes y sin claudicar ante las enormes pérdidas por el derrame de la leche que no puede ser procesada, tenía anoche la razón de la continuidad de las negociaciones por la mejora del precio.

Fue en la mañana de ayer que los dirigentes tamberos e industriales comenzaron a recibir la convocatoria para la hora 18, en Rosario, donde junto con el ministro de la Producción de Santa Fe, Carlos Fascendini, y el subsecretario de Lechería de la Nación, Jorge Videla, las partes generaban un encuentro histórico para empezar a delinear la salida de esta crisis.

El impacto socio-económico que tiene esta situación es muy grande; y a pesar que el resto de los sectores productivos del campo no estén plegados al reclamo, como los tamberos lo habían hecho en 2008 por la 125 o que el caso no se mencione en los principales medios nacionales, el seguimiento desde esta zona demuestra la importancia, así como la convocatoria de ayer demuestra que no es un tema para dirimir entre productores solamente, ya que la necesidad sectorial atañe a las industrias, muy afectadas por el desmanejo de políticas que con la crisis internacional ven disminuidas sus condiciones de rentabilidad y continuidad.

Con el eslabón primario y el industrial afectados, no hubo alternativa para la Nación que debió anoche escuchar reclamos en todos los tonos y en el punto de la falta de responsabilidad en la intervención positiva de la cadena estuvo el eje de los pedidos de ayuda económica para los tamberos, con 30 centavos por litro; y también del alivio a las empresas con una menor presión económica de las paritarias lecheras, entre otras cuestiones.

Con la presencia de los dirigentes locales, además de algunos nacionales como es el caso de la MNPL, que fueron los que cumplieron progresivamente la voluntad de los productores en estos días, hasta llegar a esta reunión, continuaban durante esta madrugada debatiendo por la alternativa de salida y su consecuente levantamiento de los bloqueos a las industrias.

La propuesta inicial de los industriales fue el mantenimiento de los precios actuales, lo cual fue rechazado por la producción, por considerar insuficiente la oferta que en definitiva es la que generó estas protestas y la que las mantiene. Sin una mínima injerencia del funcionario nacional, los representantes de los tamberos pidieron un adelanto de 15 centavos por litro, hasta que el Gobierno termine de elaborar el análisis de rentabilidad de la cadena productiva, supuestamente en un mes, con lo cual se los tomaría a cuenta en caso de corresponder una suba para el primer eslabón, o se podrían devolver si es que no amerita en el reparto de ganancias un ajuste para la producción primaria.

Luego de un cuarto intermedio, los industriales definían su postura ante esta posibilidad de tener en el día de hoy recuperada la actividad en las plantas y a los productores en los tambos.

SE SIGUE

A pesar de ciertas versiones que hablaban de hechos de violencia, presencia policial e incluso de la Gendarmería en los frentes de Freyre y Morteros, los acontecimientos no excedieron la negociación de los tamberos allí apostados con los cooperativistas que se acercaron a pedir el levantamiento de la medida para que se pueda ingresar leche y procesarla. Sin embargo, al plantear la necesidad de sostener la medida, al menos, hasta que se termine el encuentro en Rosario, se consiguió un punto intermedio entre las partes, donde se incluyeron a directivos de las empresas cooperativas.

SE TIRA

Cuando en la mañana del lunes llegaron los 15 camiones a la playa de Saputo, esos más de 400 mil litros se entendía que iban a generar un conflicto anexo a los bloqueos. Fue así que el miércoles por la noche motivaron el enardecimiento de los productores y determinaron la negociación que se inició en la tarde de ayer.

Pero cuatro días de conservación en camiones que no tienen refrigeración, con la acidez al límite y la temperatura ambiente de ayer que llegó a los 25 grados, fue al anochecer, luego de conocer los resultados de los controles cumplidos por la tarde, que se confirmó la decisión de desechar la materia prima. Será entonces responsabilidad de la industria esta tarea de alto impacto ambiental, para todo el contenido de los camiones, por el volumen y el estado de la misma, que se depositaría en la planta de tratamiento de residuos, ubicada a pocos metros de la industria.

SE PIDE

Atendiendo al agravamiento del conflicto la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias envió una carta al ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, con copia a todos los titulares provinciales de esa cartera en la que se manifiesta, que la crisis es una “consecuencia de la falta de respuestas por parte de las autoridades nacionales a una problemática sectorial sobre cuyo progresivo y constante deterioro los representantes de los productores han venido alertando desde hace más de un año”. “Que la presencia de cientos de tamberos frente a las plantas industriales en señal de protesta es fruto de la irresponsable subestimación de la real magnitud del problema en la que han incurrido los funcionarios a cargo de la política lechera nacional”. Además que “el Gobierno Nacional, en ejercicio de la responsabilidad que le compete como custodio de la armonía y la paz social, debe extremar sus esfuerzos para encontrar un principio de solución al grave conflicto planteado, cumpliendo con el compromiso asumido en el acta suscripta el 13 de julio para procurar por todos los medios a su alcance atender las demandas del sector”.

Mientras, Carsfe convocaba desde ayer a “los demás productores a acompañar y adherir activamente a esta movilización, y solicitaba de las autoridades responsables acciones comprometidas para poder sostener la actividad”.

Por su parte, el senador provincial por el departamento Castellanos, Alcides Calvo, solicitó a las autoridades del Ministerio de la Producción de la Provincia que se instrumente a la brevedad un Programa de Asistencia Financiera a Productores Tamberos, lo cual está contemplado en un proyecto de Ley de su autoría que se basa en créditos a tasa subsidiada para la adquisición de maquinarias, equipos, insumos e incorporación de capital de trabajo, al que podrán acceder todos los Productores Tamberos cuya explotación se encuentre en territorio de la Provincia, el cual cuenta con media sanción en Senadores, para el préstamo de hasta 150 mil pesos, hasta en 48 cuotas, el cual se podría aprovechar por parte de la producción de mejorarse aunque sea mínimamente el pago por la materia prima que reciban.

Finalmente, fueron los diputados nacionales del Bloque Socialista en el FAP, quienes manifestaron su preocupación por el conflicto. “El problema lechero expresa la falta de una política nacional que priorice la defensa de la producción y de sus productores”, añadiendo los legisladores que “las medidas aisladas no alcanzan, complican. Es necesario asegurar la rentabilidad racional de los productores, de la industria y de la comercialización, de forma transparente y donde todos los integrantes de la cadena se sientan parte de una solución que privilegie a los que producen”, concluyeron.

Comentá la nota