La inflación le pone más presión a las paritarias

La inflación le pone más presión a las paritarias

Con el 6,7% acumulado de aumento de costo de vida a marzo, los metalúrgicos, gastronómicos, camioneros, bancarios y maestros bonaerenses quieren subas bastante por encima del 15% que pretende el Gobierno.

Los números de la economía, más precisamente el 6,7% de inflación acumulada en el primer trimestre que publicó el Indec el jueves pasado, complican aún más las discusiones salariales actuales y, claro está, las que están por venir si hablamos de cerrarlas al 15 por ciento dando vista al deseo gubernamental. En este listado de paritarias pendientes se encuentran los metalúrgicos, gastronómicos, camioneros, bancarios y maestros bonaerenses; los que todos sumados alcanzan a más de un millón de trabajadores.

Más allá de que el conflicto docente, de alto voltaje político anti Gobierno, no tiene miras de solución a corto plazo, la gobernadora María Eugenia Vidal dio la orden, el jueves pasado, de que se deposite el 5% de aumento en concepto de pago por adelantado; algo que interpretan en los gremios como "una provocación".

La dilatada paritaria metalúrgica tendrá este lunes un nuevo capítulo luego de que el jueves la reunión entre la UOM y las cámaras empresarias se extendió por más de ocho horas. "Está difícil", dijeron escuetos desde ambos lados. Lo que se sabe es que el gremio reclama para el trabajador inicial un 27% de suba,mientras que para las otras escalas el aumento estaría en torno al 20% incluyendo sumas no remunerativas.

Pero a la presión de los números que arroja la economía, aunque valga decir que el ministro Nicolás Dujovne aún no arreó la bandera del 15%, se le suma que Antonio Caló viajará este lunes a la tarde a Mar del Plata a encabezar la reunión de Consejo Directivo de su gremio: si va sin un acuerdo cerrado las chances de que empiecen las medidas de fuerza son un hecho. Es que hasta el jueves tendrá lugar, también en la ciudad balnearia, el Congreso Nacional del gremio con más de 700 delegados de todo el país que impondrán "la presión de las bases".

En el horizonte no muy lejano se asoman otras dos paritarias que se las traerán: la de Gastronómicos y Camioneros, que afectan a más de 400.000 trabajadores. Ambos con dirigentes que buscan posicionarse en la lucha interna de la CGT, en la externa con el Gobierno y en el PJ. Hablamos de Luis Barrionuevo y los Moyano, Pablo y Hugo. "Los bandeja" como les dicen en el ámbito gremial a los trabajadores gastronómicos empezarán a discutir su paritaria dentro de dos semanas y ya comentaron a este diario que "estamos lejos del 15 por ciento" que busca el Ejecutivo. En tanto, Pablo Moyano ya advirtió que la pauta del 15 por ciento es “ficticia”, y adelantó que su gremio va a “pelear por un 23 por ciento”.

Hablando de la familia camionera, este jueves 19 el hijo mayor de los Moyano encabezará junto a Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores) y Pablo Micheli (CTA Autónoma) la marcha "de velas contra el tarifazo". La movilización partirá a las 19 del Congreso para finalizar en el Obelisco: "El símbolo de esas velas es porque se tienen que encender en muchas casas donde las cuentas de luz no se pueden pagar", anunció Yasky la convocatoria al convite.

En tanto y a raíz de la paritaria bancaria que está sin cerrar desde enero y con complicaciones judiciales, la Asociación Bancaria, conducida por Sergio Palazzo, emitió un comunicado ratificando el paro nacional de 48 horas que arranca mañana. A propósito de Palazzo, este fin de semana su grupo sindical, la Corriente Federal, se reunió en Santa Fe. Emitieron un comunicado en el que entienden que "una crisis inexorable sobrevendrá cuando los prestamistas dejen de prestar argumentando que no cobrarán". Pidieron que se declare la "emergencia nacional y económica" garantizándose un "salario mínimo universal".

Coment� la nota