Informe de la CTA de Micheli indica que el salario real va en picada

Informe de la CTA de Micheli indica que el salario real va en picada

Estima un deterioro de 7,4% en lo que va del año

La CTA Autónoma (CTAA) que lidera Pablo Micheli llegó a dos conclusiones terminantes respecto de la gestión Cambiemos sobre el escenario laboral. El salario real tiene su menor nivel desde 2010 y, en simultáneo, se efectivizó la mayor destrucción de empleo desde la crisis de 2009.

En la mirada más optimista posible, uno de los profesionales del Observatorio del Derecho Social de la CTAA, Luis Campos, consideró en diálogo con BAE Negocios que para los próximos meses solo es esperable un “amesetamiento”. “El salario real ya no tolera más deterioro y si bien se estima que habrá más despidos, sobre todo en el sector público, también es cierto que por cuestiones estacionales los últimos meses del año suelen presentar un mejor comportamiento del mercado de trabajo”.

Vale acotar que en cuanto a marco político, que la CTAA a diferencia de la encabezada por Hugo Yasky, fue cáustica con el kirchnerismo. A punto tal que protagonizó huelgas y marchas convocadas desde la CGT Azopardo, por entonces bajo el mandato de Hugo Moyano.

Adosando datos económicos, un informe de ese observatorio reseña que la inflación del segundo trimestre tocó su punto máximo desde 2002, con el 46,9% interanual de junio. En simetría el deterioro del salario llegó al 7,4%, en comparación a 2015. “La caída es mayor si se toman los últimos seis meses de este año”. El estudio sindical considera también que las paritarias selladas hasta junio, “se licuaron en medio del incremento de los precios”.

Los reclamos por la reapertura de paritarias

son un termómetro del escenario del trabajo

Para el equipo que integra Campos, variables económicas y políticas van consagrando a 2016 como el peor período en mucho tiempo. Incluso Recuerdan que 2014 arrancó en tono similar pero tuvo un notable repunte en el último tramo. “Estamos frente a un reacomodamiento de las fuerzas sindicales, más generalizado en cuanto a los trabajadores”, expresaron desde la CTAA. . En otras palabras, luego de un primer semestre donde coexistieron medidas generales con muchos conflictos descentralizados. Va de suyo que prevén la organización de la conflictividad laboral y social en los últimos meses del año, tomando en cuenta como ejemplo la negativa a la reapertura de la paritaria federal docente.

“Es algo que va a depender de muchos otros factores, algunos de ellos ligados al mercado de trabajo y otros no. También de la capacidad que tenga el Gobierno de administrar políticamente esta conflictividad. Pero de no mediar cambios significativos, podemos estar frente a un escenario de una mayor centralización de la acción sindical, léase en acciones concretas”, evaluó Campos.

Comentá la nota