Inicio de clases: negociaciones contrarreloj en las provincias

Inicio de clases: negociaciones contrarreloj en las provincias
Santa Fe, Ciudad de Buenos Aires, Catamarca y La Rioja retoman este lunes las paritarias. En la Provincia advierten que todavía no fueron convocados por el gobierno de Scioli. Mendoza ya anunció que no iniciará el ciclo lectivo.
A una semana de la fecha fijada para el inicio del nuevo ciclo lectivo la incertidumbre se impone por sobre las certezas. Tras la decisión del ministerio de Educación de la Nación de fijar el mínimo de manera unilateral luego de no lograr llegar a un acuerdo con los cinco gremios de alcance nacional, las provincias negocian contrarreloj un acuerdo que permita cumplir con el inicio de clases el próximo lunes tal como estaba previsto.

La situación es compleja, mientras desde los distintos gremios reclaman un incremento en torno al 30%, las propuestas provinciales, cuando las hubo, están muy por debajo de ese umbral y en cuotas que se prolongan en muchos casos hasta el último trimestre del año.

Este lunes docentes de la Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe, Catamarca y La Rioja retoman las negociaciones mientras los gremios de la provincia de Buenos Aires siguen a la espera de la convocatoria por parte de la Dirección General de Cultura y Educación que conduce Nora De Lucía.

Mendoza fue la primera provincia en anunciar que las clases no comenzarán el próximo lunes. Oscar Guevara, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (SUTE), el mayor de la provincia, aseguró a minutouno.com "es imposible que las clases empiecen el lunes".

Aunque la provincia que conduce Francisco "Paco" Pérez prepara por estas horas una nueva propuesta para hacer llegar a los docentes, Guevara explicó a este medio que "no dan los tiempos porque tenemos que cumplir con el estatuto porque el SUTE tiene una estructura muy democrática porque llevamos la propuesta a todas las escuelas, son más de 1.800 en toda la provincia, luego se la discute en plenarios departamentales cuyos delegados llevan su decisión a un plenario provincial, son dos instancias de discusión y además hay que darle algunos días para que los compañeros discutan la propuesta".

En tanto, desde la seccional provincia de Buenos Aires de la Unión Docentes Argentinos, sindicato que lidera a nivel nacional Sergio Romero, aseguraron que están evaluando tomar medidas.

En ese sentido Edith Contreras, dirigente de UDA afirmó que "a pocos días de comenzar las clases no hemos sido convocados nuevamente ni contamos con un ofrecimiento por parte del gobierno provincial" y agregó, "de no haber una fuerte recomposición salarial en los próximos días, estaremos evaluando tomar medidas en el ámbito de la provincia".

En Santa Fe la situación no es mejor. Sonia Alesso, titular de la Asociación del Magisterio de Santa Fe (AMSAFE) adelantó que plantean "tanto a nivel nacional como provincial un aumento del 30%, vamos a ver lo que pasa hoy en la discusión porque hasta ahora no se han discutido todavía números y esperemos que hoy se pueda hacer".

En Santa Fe tampoco sobran los tiempos, como en Mendoza los representantes de los docentes deben llevar la propuesta a asambleas departamentales, que luego se votarán en las escuelas y el próximo viernes en asamblea en la capital provincial donde se definirá si se acepta la propuesta y se define si efectivamente las clases comenzarán el próximo lunes.

En Chaco y Tucumán las escalas de incrementos presentadas por los gobiernos de Jorge Capitanich y José Alperovich, de 20% y 17% respectivamente ya fueron rechazadas por los representantes de los trabajadores que se mantienen a la espera de una propuesta superadora.

"El aumento en Tucumán tiene que llegar al 30% de bolsillo" advirtió Teresa Hernández de Ramayo de SADOP y agregó: "para que esto suceda, el incremento al sueldo básico debe ser del 40%". En Jujuy, Misiones y Santa Cruz reclaman aumentos que van desde el 25% al 50%.

El panorama en cada provincia se presenta complicado al tiempo que la Mesa de la Federación Nacional de Docentes se prepara para convocar a un paro para el próximo lunes en todo el país de modo de unificar la protesta docente. Lo que suceda dependerá de lo que puedan negociar provincias y docentes en los pocos días que quedan antes del 25 de febrero.

Comentá la nota