"Si no hay injerencia del Gobierno, la CGT va a estar unificada en el 2015"

El líder de la CGT opositora, Hugo Moyano, se mostró confiado de lograr la reunificación de las centrales obreras -actualmente dividida en tres facciones- aunque consideró que se dará "si no hay injerencia del Gobierno".
Consultado sobre volver a unir a su sector con el que representa el metalúrgico Antonio Caló y el del gastronómico Luis Barrionuevo, Moyano afirmó: "Si no hay injerencia del gobierno, estoy convencido que la CGT va a estar unificada en el 2015. Si hay injerencia, no creo que se pueda".

En declaraciones al programa El fin de la metáfora, que se trasmite por FM Nacional Rock, Moyano expresó: "Nosotros estamos por convicción y no por conveniencia. Estamos los que hemos actuado siempre por convicción y quienes actuaron siempre por conveniencia".

Sobre su actual alianza con Barrionuevo, el camionero dijo que el líder de la CGT Azul y Blanca "apoyó a (el expresidente, Carlos) Menem y yo estaba en la vereda de enfrente". "¿Pero cuantos en el gobierno lo apoyaron? Barrionuevo no está en el gobierno, es un simple dirigente gremial como yo", lanzó.

Además, Moyano ratificó la realización de la marcha que planea para el próximo 14 de mayo y pidió a los que asistan "que no vengan con identificación del gremio sino con banderas argentinas". El camionero estimó que "va a haber mucha participación", aunque afirmó que seguramente el gobierno va a decir que hubo el 10 o 15 por ciento".

Por otro lado, Moyano se refirió al conflicto por la recolección de residuos en Quilmes y volvió a expresar su desacuerdo con los dichos de su hijo Pablo, secretario adjunto del gremio de Camioneros, que había levantado polémica al decir que "si tiene que haber un muerto va a haber uno, dos, tres muertos".

"Las expresiones de Pablo fueron erradas. El 10 de diciembre hubo 8 muertos y la Presidenta bailaba y nadie dijo nadie. Fue una expresión errada, nadie estuvo de acuerdo, no tuvo que haberla hecho pero el hecho concreto es que había 500 personas en la calle", dijo Moyano.

Asimismo, se desligó de las versiones que señalan sus supuestos vínculos con la empresa de recolección Covelia. "No tengo un carajo que ver", bramó.

"Yo tengo relación con todas las empresas de la actividad del transporte para que respeten los derechos del trabajador. Si los tipos cumplen, tengo una buena relación. Si no cumplen, son enemigos míos. No tengo ningún otro tipo de relación. Por más que yo lo grite, siempre están interesados en traer un tema que nadie le da bola. Tengo la absoluta tranquilidad de conciencia. Yo estoy en paz con dios, las estupideces que han dicho ya no me entran, ni me preocupan", agregó.

Sobre al situación del conflicto, Moyano afirmó que "hay una diferencia que si no se corrige, no creo que se pueda firmar (el arreglo con el municipio). El municipio quiere dejar alrededor de 100 trabajadores en la calle y no podemos permitir que quede un sólo trabajador en la calle".

"Estoy de acuerdo con municipalización pero tenían que haber previsto lo de al gente. No tuvieron en cuenta los casi 500 trabajadores que hay en el municipio y este es el inconveniente que ha surgido", sostuvo el camionero. Y expresó: "No estamos dispuesto a aceptar que quede un solo trabajador y es la obligación que tiene las organizaciones gremiales y lo cumplimos a raja tabla".

"Covelia tiene que pagar la indemnización y eso no se va a discutir. Que no me vengan que tiene que pagarlo el municipio. Pero el que tiene que hacerse cargo de los trabajadores es el municipio. Estamos reclamando la continuidad laboral de los trabajadores y que para igual tarea haya igual remuneración", concluyó.

Comentá la nota