La CGT insiste en un aumento del 35%

En una nota dirigida a la gobernadora de la provincia, Lucía Corpacci, desde la CGT insisten en un aumento del 35 por ciento y destacan la actitud del titular de la OSEP, Julio Prieto, por el accionar con los empleados en la etapa de la negociación y la recomposición salarial otorgada.

Los trabajadores esperamos el mismo trato de los médicos El Círculo Médico de Catamarca y la Obra Social de los Empleados Públicos (OSEP) acaban de acordar un incremento del 20 por ciento –un 10 por ciento en mayo y un 10 por ciento en julio- con la posibilidad de seguir “negociando otro incremento”, se anunció en medios periodísticos locales, anticipándose que “como aún había prácticas desfasadas, la OSEP entregará más incrementos”.

Es decir un 20 por ciento ya acordado, y el anuncio de “más aumentos” para los médicos, incluso con la palabra tranquilizadora del propio director de la OSEP, Julio Prieto, adelantando que “no habría inconvenientes”.

Los trabajadores organizados de Catamarca vemos con beneplácito que los médicos en el ejercicio liberal de su profesión hayan obtenido la comprensión y la voluntad abierta del contador Prieto para lograr el incremento de sus aranceles, que es el modo con que ellos generan sus honorarios y el sustento de sus familias.

Seguramente, son merecedores de ello. Lo que cuesta entender, desde la óptica del movimiento obrero organizado, es que a nuestros gremios, sin distingo de actividades, les cuesta mucho más hacerle comprender a sus interlocutores patronales, en la mayoría de los casos funcionarios provinciales como el mismo Prieto, la necesidad de alcanzar un incremento en sus haberes en la misma sintonía que han conquistado los médicos.

De movida, los trabajadores provinciales debemos asumir que tendremos que pensar en un desembolso de un 20 por ciento más para afrontar nuestros requerimientos en materia de salud, por cualquiera de las especialidades que el cuidado de nuestra salud y/o de cualquiera de los miembros de nuestras familias requieran.

Sin embargo, en cualquiera de las negociaciones salariales que llevan adelante los gremios estatales el número del 20 por ciento surge como un verdadero espanto para los funcionarios –que no es el caso de Prieto- que negocian por el Estado.

La facilidad de entendimiento del director de la OSEP debiera ser imitada por el resto de los encargados de discutir la recomposición salarial para los trabajadores de la provincia, incluso con la predisposición de “llegar a algo más del 20 por ciento, porque en ese tema estamos trabajando”, como admitió Prieto.

Teniendo en cuenta la proximidad con el 1ro. de mayo, fecha a la que se le asigna el determinante plazo para los anuncios en materia de aumento de sueldos, es que pedimos a la gobernadora de la provincia, la compañera Lucía Corpacci, que tenga en cuenta lo que aquí analizamos y contemple la posibilidad de otorgar un aumento del 35 por ciento en los salarios de los trabajadores públicos provinciales. Será un acto de estricta justicia.

Comentá la nota