ATE insistió por paritarias y distintos reclamos laborales

Dirigentes de la seccional local de la Asociación Trabajadores del Estado, salieron ayer a adherir a la Intersindical gremial de Santa Rosa que planteó la necesidad de alcanzar un aumento salarial del 35 por ciento para este año y volvieron a reclamar la puesta en marcha de la paritaria del sector.
“Ese aumento pretendemos que sea incorporado al sueldo básico, porque de ese modo nuestro salario se verá recompuesto en mayor medida y, además, los compañeros que están por jubilarse podrán hacerlo más dignamente”, dijo María Ester Campos.

La dirigente reiteró la larga lista de reclamos ya conocida, entre la que destacó la necesidad de que se implemente la paritaria del gremio estatal “no sólo para discutir lo salarial sino también las condiciones laborales que van quedando en el camino”.

En ese marco, señaló que “hace siete años que no tenemos recategorización, cuando la ley señala que nos tienen que otorgar una categoría cada tres años. Esto también sería una forma de recomponer el salario, y es otra de las deudas del Estado con el sector”, dijo Campos.

La lista de reclamos incluyó “el blanqueo de las sumas en negro y en gris; la asistencia perfecta que hace que no podamos enfermarnos, porque significa una suma importante en menos; el retorno de la jubilación al 82 por ciento que vetó la Presidenta; el nombramiento de personal, ya que desde hace tiempo en los municipios nos encontramos con personal jornalizado, y no de un año o dos, y por supuesto, la eliminación del Impuesto a las Ganancias de los salarios, que es una vergüenza”, enumeró Campos que, además, cuestionó el aumento salarial asignado en diciembre pasado a los diputados y senadores nacionales y que tomara estado público en los últimos días.

La dirigente de ATE anunció, por otra parte, que la próxima semana volverán a llevarse a cabo asambleas luego de la interrupción de la actividad gremial debido al receso estival.

Por su parte, Liliana Telerman expresó la solidaridad de ATE con “las luchas que se están librando por el tema de la explotación minera a cielo abierto, luchas que asume toda la población de esos lugares, donde ha habido una durísima represión que no se ha aplicado a las patotas que han ido a confrontar con la población ya que, después de haber ido con la Policía y Gendarmería, lo que quedaba tan mal, recurren a esto que llamamos una represión tercerizada, con patovicas, barrabravas, etc., gente dispuesta a cualquier cosa”.

En ese sentido, Telerman sostuvo que “toda la población debe estar alerta, porque esto de la contaminación por el cianuro y todo lo que acarrea la explotación de minas a cielo abierto terminará en nuestro Río Colorado. De modo que el famoso acueducto que trae agua a Santa Rosa y después nos la traerá a nosotros, corre ese riesgo, de manera que es necesario que todos tomemos conciencia de esto, no sólo por solidaridad sino también por interés propio”, señaló.

Finalmente, también expresó el repudio del sector a la denominada Ley Antiterrorista. “Ya hemos suscripto ese repudio, porque se corre el riesgo de que el peso de esa ley caiga sobre dirigentes de organizaciones de distinta índole, ya que se la puede utilizar para coartar los legítimos reclamos de carácter social. Ya hemos adherido a Plataforma 2012 -un grupo de intelectuales que hizo público a nivel nacional su rechazo a la mencionada ley-, y queremos convocar no sólo a los compañeros estatales sino al resto de la población que desee adherir a esta postura”, concluyó.

Comentá la nota