Insólita situación de los pilotos: hay dos jefes

El ganador de la última elección gremial asumió 6 meses antes. Pero el titular de la entidad dice que no renuncia

La Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), el gremio que encabezó la lucha contra la empresa española Marsans y que acompaña con críticas la gestión de La Cámpora en Aerolíneas Argentinas, tiene desde ayer dos presidentes. Pablo Biró, de la lista Azul, que ganó las elecciones de noviembre, asumió ayer su cargo con seis meses de anticipación, avalado por la Junta Electoral. Pero Jorge Pérez Tamayo, titular del gremio desde hace una década y con mandato hasta el 11 de junio, no sólo no renunció a su cargo sino que impugnará la designación de Biró ante el Ministerio de Trabajo.

Hace ya un año que Biró, quien mantiene una buena relación Mariano Recalde y con el viceministro Axel Kicillof, se distanció de Pérez Tamayo, un moyanista. En enero de 2012, la Comisión Directiva de APLA desconoció una serie de directivas que había dado Pérez Tamayo y designó una Junta Electoral para convocar a elecciones. El comicio se realizó en noviembre y la lista de Biró, obtuvo el 70%.

Pérez Tamayo integró la lista perdedora y reconoció los resultados, pero aseguró que continuaría como presidente de APLA hasta junio. La siguiente movida fue de Biró: los integrantes de la Comisión Directiva que adhieren a la lista Azul, 11 sobre 15, renunciaron esta semana y la dejaron sin quórum. Ante la acefalía, la Junta Electoral designó de manera anticipada a las autoridades electas.

“La Junta Electoral no tiene autoridad para desplazar al presidente del gremio”, dijo Pérez Tamayo, quien confirmó que “no renuncié ni voy a renunciar”. Y sus colaboradores dicen que el conflicto paralizaría la actividad del gremio.

Luis Ceriotto

Comentá la nota