Un insólito paro de estatales afectó la atención en IOMA

Decidieron no trabajar porque no les trasladaron un asueto.

A la extensa lista de reclamos gremiales que resienten el funcionamiento de la administración pública ahora se sumó uno insólito: UPCN paró ayer porque el Día del Empleado Estatal cayó sábado y el gobierno se negó a trasladarlo.

Las medidas de fuerza y su expresión más dura, el paro, tienen siempre motivos fundados. Despidos arbitrarios, reclamo de aumentos de salarios, incorporación de personal, pase a planta de los trabajadores “precarizados”. Pero hasta ayer no había registro de un cese de actividades para quejarse porque el empleador no dispuso un asueto administrativo. El Día del Estatal fue el sábado 27, una jornada no laborable para ese sector. La medida impactó en forma dispar, pero tuvo alta adhesión en IOMA, la obra social de los empleados públicos. Muchos afiliados que debían concretar trámites en las ventanillas se enteraron en el lugar que no había atención. 

UPCN es uno de los sindicatos con representación entre los agentes de la administración pública. La inédita protesta fue dispuesta por el responsable del gremio, Carlos Quintana, quien adopta actitudes menos rígidas en las discusiones paritarias con el Gobierno provincial. Es decir, no es de los gremialistas “combativos”. Pero ahora se puso firme. “Hemos resuelto disponer un paro total de actividades para el 29 de junio en virtud del no otorgamiento del Día del Trabajador Estatal”, informó el gremio.

“Reclamamos hasta último momento por el traslado del asueto pero no conseguimos respuesta. Pedimos disculpas a los que molestamos con este paro”, intentó explicar el secretario adjunto de UPCN, Rafael Barbarulo. La medida afectó parcialmente la atención en los organismos estatales de la capital provincial. En Economía y ARBA hubo actividad casi normal. En las Torres Administrativas que funcionan en el centro y atienden oficinas y despachos de varios ministerios se advirtió un alto ausentismo. Lo mismo en la sede central de la Dirección General de Escuelas. Sin embargo, las clases en los establecimientos de enseñanza no se vieron afectados porque UPCN no tiene afiliados en ese sector. El gremio de ATE y otros que agrupan a agentes públicos no se sumaron a la medida.

El Día del Trabajador Estatal debutó con polémica y parece que ese es el destino de esta fecha conmemorativa. El año pasado se sancionó la ley nacional que impone el recordatorio con la suspensión de las actividades y el parlamento bonaerense adhirió en una sesión que terminó el 25 de junio. En menos de 48 horas se promulgó, se publicó y se informó a los trabajadores. Pero esa notificación llegó la noche anterior al asueto y hubo quejas de quienes se encontraron sorpresivamente con el “Estado cerrado”, incluyendo escuelas, oficinas y sectores de atención al público.

Comentá la nota