La intendenta de Corpus encerró a trabajadores que realizaban asamblea

La intendenta de Corpus encerró a trabajadores que realizaban asamblea

CORPUS. Trabajadores de la Municipalidad de Corpus, denunciaron que este martes 27 de enero, la intendenta del municipio, Alicia Ester Roffignac, los encerró con llave en el corralón local, en ocasión en que éstos se encontraban llevando adelante una asamblea con dirigentes de la Asociación de Trabajadores del Estado. Previamente, la alcalde envió a un grupo de efectivos policiales a “tomar los datos” de cada uno de los participantes de la asamblea, en la cual los trabajadores estaban abordando temas salariales y laborales.

La reunión de los empleados municipales dio comienzo poco después del mediodía, y debió interrumpirse promediando las 14, cuando inesperadamente y en una clara actitud anti democrática, un conjunto de agentes de la policía local irrumpió en el lugar.

Los dirigentes de ATE que estaban presentes en la asamblea,  son María Alvez (secretaria gremial) y Hugo Viera (secretario del interior). Alvez, relató que “cuesta creer que en plena democracia haya funcionarios que para amedrentar a sus empleados envíen a la policía. Pero eso fue lo que vivimos hoy, cuando la policía llegó y comenzó a preguntar y anotar el nombre de todos los presentes, aunque no supieron especificar la finalidad. La policía fue enviada por la intendenta, quien antes se había negado a recibir a los trabajadores, que habían solicitad una audiencia con ella para elevar algunas demandas con respecto a sus salarios, condiciones de trabajo y otros temas de importancia”.

La secretaria gremial de ATE agregó que “no conforme con haber enviado a la policía, luego mandó a cerrar con llave el portón del corralón, estando nosotros adentro, con lo cual por espacio de más de una hora estuvimos retenidos ahí dentro sin poder salir, hasta que luego el empleado volvió a abrirnos”.

“Maltrato constante”

Por su parte, el delegado normalizador de ATE en la Municipalidad de Corpus, Ricardo Biczyc,  manifestó que “la asamblea que tuvimos era para tratar el tema de una necesaria recomposición salarial, blanqueo de adicionales, y otros ítems, pero especialmente, y lo que más nos interesa, es que se termine con la persecución que ejerce esta intendenta para con el personal constantemente. Son frecuentes las amenazas verbales, de que nos va a dejar sin trabajo si reclamamos nuestros derechos, y la verdad que con lo sucedido volvió a demostrar ese autoritarismo que los trabajadores ya no estamos dispuestos a tolerar. Queremos ser respetados y trabajar libres de presiones y amenazas”.

Comentá la nota