“El Intendente, como siempre, está como el avestruz, con la cabeza bajo tierra sin ver nada y sin dar la cara”

“El Intendente, como siempre, está como el avestruz, con la cabeza bajo tierra sin ver nada y sin dar la cara”
Quien lo dijo es Miguel Ángel Burgos, secretario Adjunto del SOEMPA, al hacer referencia a la falta de respuestas del Ejecutivo ante los pedidos del gremio. Ayer, elevó una nota al jefe comunal solicitándole que se paguen las horas extras de los trabajadores. También, insistió en el reclamo de que dé a conocer la lista de los empleados que están para pasar a planta permanente. “El Ejecutivo hace caso omiso a todo”, sostuvo el dirigente.
El secretario Adjunto del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Azul (SOEMPA), Miguel Ángel Burgos, presentó ayer por la mañana una nota dirigida al intendente José Inza denunciando el incumplimiento del pago de las horas suplementarias de diciembre a empleados comunales que efectivamente las trabajan.

A su vez, en otra nota dirigida al director de Recursos Humanos, David Torres, reiteró el pedido para que el Ejecutivo dé a conocer el listado de los agentes municipales que están en condiciones de pasar a planta permanente, el que todavía no ha entregado pese a que el pase debería haberse hecho el primer mes del año.

El dirigente gremial advierte en ambos reclamo que si no son siquiera respondidos, el SOEMPA concurrirá al Ministerio de Trabajo a hacer las denuncias correspondientes.

No pago de horas

En lo referente al no pago de las horas extras realizadas por los trabajadores durante diciembre, cabe señalar que el Intendente firmó en enero un decreto a través del cual limitó el pago de ese mes a un tope máximo de 2.000 pesos por empleado y encargó informes adicionales de los directores y secretarios de áreas que firmaron la realización de las horas porque, supuestamente, durante diciembre se habrían liquidado más cantidad de horas respecto a períodos anteriores.

Ayer, Burgos habló con este diario luego de presentar la nota y dijo que lo hizo “porque ya se agotaron los tiempos y quieren cortar el hilo por lo más delgado. Así, este gobierno siempre perjudica a los trabajadores”.

Añadió que “si algún agente se pasó de horas, el Intendente le tendrá que pedir explicaciones a sus funcionarios que fueron los que firmaron”.

El dirigente advirtió que “el Intendente no puede dejar de pagar a sus empleados lo que trabajaron, porque nosotros estamos reclamando por aquellos que efectivamente hicieron las horas extras, no por los amigos del poder que cobran sin trabajar”.

En este sentido apuntó que “el Ejecutivo sabe muy bien quiénes son los que no trabajaron y pasaron horas de más. Acá nos conocemos todos, sabemos quién es quién. Por eso es totalmente injusto lo que están haciendo”.

En cuanto a los informes adicionales que solicitó el Intendente a sus funcionarios, marcó que “implementan una especie de auditoria que puede tardar 15 días, dos meses o 1 año. Pero mientras tanto la gente no cobra. La culpa no la tienen los trabajadores, acá tienen que ver quiénes son los funcionarios que autorizan las horas extras de más, y que no les da el calendario para justificarlas”.

“Nadie se hace cargo de lo que está pasando”

Consultado de qué áreas son los trabajadores que efectivamente hicieron las horas y no las cobraron, explicó que “son del Balneario, del Cementerio, las guardias del basural, los que han hecho controles de tránsito, los que cortan el pasto o hacen limpieza los sábados y domingo en la Costanera. El Ejecutivo tiene que apuntar a los que cobran horas extras fuera de lo normal y encima no las trabajan, que es lo que nosotros hemos denunciado en la justicia, y que además fue uno de los temas tratados por la Comisión Investigadora”.

Agregó entonces que “no pueden pagar los que realmente trabajan por los mismos pícaros de siempre”.

No olvidó mencionar que las horas extras de enero “no las liquidaron, además no pagaron los viáticos a la gente que trabaja en el campo. Por eso, si no tenemos respuesta a esta nota, vamos a ir al Ministerio para que nos digan si no tienen plata, si no quieren pagar o realmente buscan un conflicto”.

En ese contexto, aseguró que “nosotros hemos buscado el diálogo con Torres, que es el jefe de personal, pero lo único que nos dice es que está a la firma y en realidad no pasa absolutamente nada, nadie da la cara con la gente y nadie se hace cargo de lo que está pasando”.

Consignó que se trata de entre 300 y 400 trabajadores los que están en esa situación y que los tres gremios con representación en el municipio están de acuerdo en el reclamo que encaró el SOEMPA.

“Hace caso omiso a todo”

El otro reclamo que está haciendo el sindicato es por el listado de los empleados que este año deberían haber pasado a planta permanente. Según un acuerdo existente entre el municipio y los gremios, luego de estar cinco años como contratados pasan automáticamente (si todo está en orden) a formar parte de la planta de empleados de la comuna. Esto sucede todos los años, pero en este 2014 ningún trabajador ha sido promovido aún, pese a los repetidos reclamos realizados desde los gremios.

Al respecto, Burgos indicó que “todavía no tenemos el listado de los compañeros que ingresaron en 2008 y que deben pasar a planta. El pase significa estabilidad para los trabajadores, cobrar la antigüedad y todos los beneficios que les corresponde. Pero el Ejecutivo hace caso omiso a todo”.

Ante la consulta de por qué cree que no dan a conocer ese listado, apuntó que “tal vez haya algo que no quieren que veamos, pero se va a descubrir tarde o temprano. Si llegan a haber pasado a planta a los amigos del poder que entraron hace poco, lo vamos a saber y lo vamos a denunciar porque sería muy injusto”.

Advirtió que en los primeros días de enero deberían haber tenido ya esa lista y que a esta altura “no pueden decir que están evaluando a un trabajador cuando hace cinco años que está en el municipio”.

Dijo que por esta situación, “la gente tiene mucha incertidumbre y está muy mal, con mucha bronca e impotencia”.

Añadió que desde el sindicato “hemos buscamos el diálogo, el acercamiento, pero nada de nada. Queremos respuestas y soluciones a estos dos temas que planteamos, pero no conseguimos nada porque hay diferencias entre los mismos funcionarios, entre concejales y el Ejecutivo es un burdel al que le faltan las plumas, nada más”.

Por último, Burgos sostuvo que “la llave para destrabar estos temas la tiene el Intendente, pero como siempre está como el avestruz, con la cabeza bajo tierra sin ver nada de lo que pasa y sin dar la cara”.

EL DATO

Miguel Ángel Burgos dijo también al hablar con este diario ayer que pedirán al Ejecutivo que abra la negociación salarial, porque entendió que el acuerdo que firmó con los otros dos gremios en diciembre pasado “ya se lo comió la inflación”. Por este motivo, el del salario será otro de los temas por los que reclamará en las próximas el SOEMPA.

“LA BÚSQUEDA DE RESPONSABILIDADES POLÍTICAS NO PUEDE SUSPENDER EL PAGO DE LOS HABERES”

En la nota que dirigió al jefe comunal, Miguel Burgos subrayó que “siguiendo expresas instrucciones impartidas por los afiliados de nuestra institución sindical, solicito el inmediato pago de las horas suplementarias trabajadas durante el mes de diciembre, cuyo pago se limitó y suspendió mediante un decreto del día 31 de enero de 2014”.

Según explicó, a través de ese decreto se estableció que por el mes de diciembre se pagaría en concepto de horas suplementarias un tope máximo de 2.000 pesos por agente; y que se solicitaría informes adicionales de los directores y secretarios que han firmado la realización de las horas en cuestión, “debido a que aparentemente las horas extras en análisis han sido extraordinarias en comparación con otros períodos”.

Respecto de esto, en la nota el dirigente señaló que “en primer lugar cabe decir que las horas suplementarias forman parte de la remuneración y, como tal, nuestra legislación le otorga protección en cuanto a su integridad, forma, derecho a la percepción, etc. Debemos recordar que nuestro país, por medio de la Ley 11.594/56, ha ratificado el Convenio 95 de la Organización Internacional del Trabajo de protección de la remuneración”.

Es por esto que, teniendo en cuenta el carácter alimentario del haber, “la Municipalidad no puede dejar de abonar ni siquiera de manera parcial las horas suplementarias so pena de incurrir en un grave incumplimiento”.

En otro párrafo, expresó que “la búsqueda de responsabilidades políticas de directores y demás funcionarios no puede suspender el pago de los haberes, si no estaría “castigando” a la parte más débil de la relación, que son los trabajadores”.

Por último, advirtió que “atento al carácter alimentario de las deudas por haberes que mantiene el municipio” se reserva expresamente el derecho a formular reclamo ante la autoridad administrativa del trabajo y/o de adoptar medidas de acción directa a la brevedad.

Esta nota ingresó ayer al municipio como Expediente S/672.

Comentá la nota