Intensas gestiones desde Nación para destrabar el paro bancario de mañana

Intensas gestiones desde Nación para destrabar el paro bancario de mañana
Los funcionarios del Gobierno nacional no tienen respiro tratando de calmar los ánimos en los distintos frentes de conflictos que se presentaron y que, de concretarse, pueden ocasionar graves perjuicios a las economías.

Los funcionarios del Gobierno nacional no tienen respiro tratando de calmar los ánimos en los distintos frentes de conflictos que se presentaron y que, de concretarse, pueden ocasionar graves perjuicios a las economías.

Anoche, a horas de que se concrete el paro convocado por la Unión Tranviaria Automotor (UTA), logró, conciliación obligatoria, mediante, que se suspendiera la medida de fuerza.

Paralelamente a las negociaciones con UTA y los empresarios del transporte, llevadas adelante por la Jefatura de Gabinete, que conduce Jorge Capitanich, se realizaban intensas negociaciones para que se solucione el conflicto con los trabajadores contratados de la Caja Popular de Ahorro de la Provincia.

Las comunicaciones con la Casa de Gobierno tucumana fueron intensas al punto tal que el propio interventor de la entidad crediticia estuvo participando de las mismas con el objeto de encontrarle una salida a este conflicto.

"Encuentren una salida como sea" habría sido el "pedido" efectuado desde la Capital Federal según pudo conocer El Siglo.

Ante tamaña "sugerencia" comenzaron a elaborar una propuesta, la que salió del Palacio Gubernamental hasta calle Congreso al 600, donde se emplaza la Asociación Bancaria de Tucumán.

Según trascendió la propuesta, que ahora está en poder de La Bancaria consistiría en la reincorporación, en parte, a los trabajadores escindidos de la entidad crediticia.

Se pudo conocer que un grupo, el de mayor antigüedad, sería nuevamente contratado en la Caja Popular de Ahorros. Otro grupo colocado en otras entidades bancarias y el último tercio pasaría a formar parte del plantel de la Justicia.

Habrá que esperar la respuesta de la entidad gremial, mientras tanto las horas corren

Comentá la nota