Intentaran destrabar el conflicto petrolero y evitar un posible paro de 96 horas

Intentaran destrabar el conflicto petrolero y evitar un posible paro de 96 horas
Este miércoles se reúnen los gremios petroleros con las operadoras en el Ministerio de Trabajo para intentar destrabar el conflicto y evitar una posible medida de fuerza por 96 horas. La reunión sería clave y la principal traba, según lo reconoció Marcelo Turchetti, sería YPF.
Mañana miércoles se retoma la discusión en paritarias para el sector petrolero, reunión que podría marcar un antes y un después en la solicitud de incremento salarial, en el marco de una conciliación obligatoria con los plazos casi vencidos. Es que la semana pasada, en el último encuentro, se determinó pasar a un nuevo cuarto intermedio hasta hoy, “por eso es que seguimos negociando para ver si podemos llegar a un buen puerto” dijo al móvil de LU 12 Radio Río Gallegos el secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de la Cuenca Austral, Marcelo Turchetti.

Las negociaciones se están llevando a cabo en el Ministerio de Trabajo de la Nación junto a las cámaras empresariales y todos los gremios federados, y las trabas están dadas respecto de los plazos de aplicación de un incremento aproximado del 25% y una suma fija no remunerativa de $ 17.000.

La conciliación obligatoria se dictó por 15 días, plazo que ya expiró y se extendió por 5 días más, venciendo esta semana, y las conversaciones siguen vigentes aunque en un estado de “alerta” por parte de los trabajadores. “Reclamamos que el aumento salarial se dé hasta julio de 2013 y no hasta diciembre como quieren las empresas” reconoció el dirigente, ya que el tema porcentual está medianamente acordado y la diferencia por el momento sería sólo en los plazos. “Queremos el 25 pero en todos los ítems” aseveró Turchetti, que rechaza un aumento que se extienda a fines de 2013, “son casi dos años y se diluye lo acordado”.

Cabe acotar que el pasado miércoles 19 de septiembre se realizó el plenario de secretarios generales petroleros convocados por la Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles en la ciudad de Buenos Aires, participando todos los gremios adheridos, con la principal consigna de analizar los pasos a seguir en el marco de la conciliación obligatoria vigente y al no llegar hasta el momento a un acuerdo salarial.

El ánimo de los trabajadores va en franco ascenso y está latente la posibilidad de que se comience con una medida de fuerza a nivel regional, aunque Turchetti se mostró cauto y reconoció que de llegar a ese punto “sería catastrófico, sobre todo en Santa cruz con tantas medidas de fuerza y paros interminables que lo único que hicieron fue afectar las arcas de la provincia y a los trabajadores que de ella dependen”. Agregó que “sabemos que se vive de las regalías petroleras y no tenemos que colaborar para que todo vaya peor”.

Pese a ello la reunión de mañana puede ser determinante sobre un nuevo conflicto petrolero.

Por su parte, el secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado del Chubut, Mario Mansilla, agradeció públicamente las gestiones del gobernador Martín Buzzi ante el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, para restablecer la mesa de paritarias en Buenos Aires. Esto evitó que se produjera en la región una huelga de 96 horas, abriendo un cuarto intermedio hasta mañana miércoles, cuando las partes se volverán a reunir.

“Nos sentimos orgullosos de que nuestro gobernador esté con nosotros trabajando codo a codo” señaló Mansilla, quien comenzó el relato diciendo que tuvieron una semana de “negociaciones complicadas” en Buenos Aires. “Venía con el mandato de realizar una huelga de 96 horas a nivel país, que incluía Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Salta”, detalló.

El dirigente gremial reconoció, además, que con la única operadora que hay trabas es la estatizada YPF, “sólo ellos quieren pautarlo hasta fines de 2013, ellos manejan al resto de las empresas y eso lo complica”. Asimismo dijo “entender” a la operadora ya que atraviesa un proceso de reestructuración, “ya que están manejando los fondos que tienen para poder recuperar inversión y volver a la buena producción, pero también tienen que entender la zona en la que estamos y que el costo de vida es mayor al del resto del país”.

Sin embargo, la cuestionó aseverando que “las acciones del Gobierno nacional son nulas, no hay inversiones, están hablando del convencional pero eso es algo que va a llevar mucho tiempo y recién lo van a ver nuestros nietos”.

Advirtió que están a la expectativa de la renegociación de las áreas de YPF en Santa Cruz, “sabemos que el canon que tienen que pagar es de 450 millones de dólares y la operadora ofrece 250 millones y el resto en cuotas, y en eso el Gobierno provincial no está de acuerdo”, concluyó.

Comentá la nota