En un intento por frenar el paro, Prat-Gay se reúne con la CGT

En un intento por frenar el paro, Prat-Gay se reúne con la CGT

Encuentro en el Ministerio de Trabajo

Los sindicalistas venían pidiendo reunirse con el ministro de Hacienda. Esperan una respuesta a sus reclamos sobre Ganancias, un bono de fin de año y subas a jubilados.

"Yo no te puedo decir va a pasar mañana (por hoy) porque el que define el paro es el Gobierno", palabras más palabras menos varios gremialistas consultados ayer repitieron este mantra a Clarín. Así las cosas, finalmente la conducción de la CGT logrará sentarse este jueves a discutir cara a cara con el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay. La cita no será en despacho del economista sino en la cartera laboral donde también estarán el dueño de casa, Jorge Triaca (Trabajo) y sus pares Francisco Cabrera (Producción) y Rogelio Frigerio (Interior). 

Pero si uno derriba esa pared de definición está a las claras que los cegetistas pasaron de exigir un lado A de reclamos a un lado B: se resignaron a que Mauricio Macri no elimine Ganancias en 2016 como había prometido en campaña pero no aceptarán que se tribute el impuesto en el aguinaldo de diciembre.

Lo mismo ocurre con la reapertura de paritarias: el Gobierno ya rechazó esa vía y ahora los gremios pedirán que decrete el pago de un bono de fin de año para todos los trabajadores "formales e informales", según aclaró a este diario un encumbrado secretario general.

Recordó que "el sábado pasado en la CGT hubo tres obispos junto a los movimientos sociales y hubo un reclamo común por Tierra, Techo y Trabajo". La cuenta en rojo que se mantiene incólume es el pedido de aumento a los jubilados.

Estos tres rubros son "innegociables" para que los cegetistas se vayan del mitin sin inclinar la balanza hacia el lado del paro, mandato que ya les facultó el Comité Central Confederal el viernes pasado. Todo sazonado con otra definición gremial: "No hay una voluntad plena de ir a una medida de fuerza, y eso debe interpretarlo el Gobierno para dar respuesta a estos ítems". 

Del lado del Gobierno van con agenda abierta, pero con un preacuerdo hablado con los gobernadores el martes por el tema Ganancias (recordar que es un impuesto coparticipable): todos entienden que hay que modificarlo y hubo consenso en que el costo fiscal que se tolerará será de hasta 27.000 millones de pesos. 

Pero hay otros dos temas más en el menú: "No resignamos la convocatoria al diálogo social, queremos una mesa en la que estemos sentados CGT, Gobierno y empresarios", sumó otro gremialista.

Y agregó: "También queremos tratar la agenda legislativa del año que viene, esto incluye un Presupuesto que fija un aumento paritario del 17%, la modificación de escalas de Ganancias y de las ART. También está la ley que quiere imponer el Gobierno de Primer Empleo, algo que para nosotros es una precarización laboral".

En este escenario, el diablo metió la cola. Por un lado, el gremio UDA (Docentes) que viene de realizar un paro este martes ya convocó a una nueva huelga "a realizarse en octubre juntamente con la CGT". Léase: presión adicional.

Por el otro, está el camionero Pablo Moyano quien ya consideró a la reunión de hoy con los ministros como "estéril". La novedad no es esa, sino que la AFIP podría decretar la quiebra de la empresa OCA que da trabajo a 7.000 afiliados de su gremio, una situación que de concretarse dejaría a la intemperie a estos trabajadores.

Coment� la nota