La interna que se empieza a notar bajo tierra

La interna que se empieza a notar bajo tierra
Acaso porque su razón de origen fue enfrentarse a un sindicato clásico como la UTA, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) muestra una particularidad: no hay un liderazgo vertical sino una suerte de conducción colegiada , con delegados que responden a distintas líneas y sectores.
Además, a medida que la asociación fue ganando fuerza, empezaron las diferencias internas entre los metrodelegados. De un lado están los que apoyan al Gobierno nacional, y del otro quienes tienen posturas de izquierda más combativa.

Como grupo, hasta ahora lograron unirse siempre que había que enfrentarse con la UTA, Metrovías o el Gobierno porteño, y nunca dejaron entrever públicamente sus diferencias. Además, hasta en la propia concesionaria reconocen que la influencia de los metrodelegados creció al punto que la UTA tiene hoy poca fuerza y representatividad.

Pero las diferencias internas se notan. Entre quienes se acercaron en estos años al kirchnerismo está el Secretario General de la AGTSyP, Roberto Pianelli, que viene de la línea E, juega para el partido de Martín Sabatella y forma parte de la CTA oficialista de Hugo Yasky. También el Adjunto, Néstor Segovia, de la C y cercano a MILES, el partido de Luis D’Elía. Del otro lado el referente es Claudio Dellecarbonara, de la línea B y candidato a senador porteño por el PTS en el Frente de Izquierda.

Un ejemplo entre muchos lo confirma: el 20 de noviembre la línea B fue la única que se plegó al paro nacional que convocó el sindicalismo opositor. En setiembre de 2011, los trabajadores de esta línea ya se habían ganado las críticas de la Presidenta, luego de que pararan porque, afirmaban, recargar las tarjetas SUBE les provocaba tendinitis.

Comentá la nota