“Internas de lado”: en el plenario petrolero, el Gobernador pidió unidad

“Internas de lado”: en el plenario petrolero, el Gobernador pidió unidad

Ante los trabajadores, explicó las negociaciones en el marco de la crisis del sector y prometió que “en estos seis meses no nos vamos a quedar cruzados de brazos”.

El gobernador Mario Das Neves pronunció un fuerte discurso político al participar en Comodoro Rivadavia del plenario de la Comisión Directiva y Cuerpo de Delegados del Sindicato de Petroleros Privados. Pidió “dejar las internas de lado porque no sirven para nada; acá hay cuestiones que tienen que ver con la gente y el trabajo”. También pidió por la unidad. “A todos los pido unidad y sepan que en estos 6 meses no nos vamos a quedar cruzados de brazos”, afirmó. 

Ante un colmado gimnasio de la sede de Petroleros, Das Neves les dijo a los trabajadores que “vine a decir las cosas como se deben decir”. En ese sentido les transmitió la dureza de las negociaciones ante la Nación y las petroleras para lograr el acuerdo que evitó despidos por 6 meses en la Cuenca del Golfo San Jorge, no así como lo sucedido en Neuquén donde se acordaron suspensiones por tres meses para miles de trabajadores.

“Yo sabía que había otros que se entregaban”, afirmó el gobernador. Para diferenciarse de lo ocurrido en la otra provincia advirtió: “Tuvimos que poner arriba de la mesa lo que hay que poner y decirle que también somos argentinos, que acá hay trabajadores que siguen trabajando”.

Das Neves fue contundente al dar cuenta de la postura que tendrá Chubut en estos 6 meses: “No nos vamos a quedar a ver si sube el precio del barril, ojala así sea, sino que vamos a dar una discusión importante en el Congreso de la Nación. Vamos a exigir un plan anticíclico que nos acompañe”, anticipó. Además advirtió a los empresarios de las operadoras: “Vamos a seguirlos día a día y también habrá premios y castigos; en 6 meses si no continúan con estas medidas serán pasibles de una revisión de sus contratos”.

Al respecto, el titular del Sindicato, Jorge “Loma” Ávila, afirmó: “Es un fondo de ayuda solidaria para los trabajadores petroleros que queden desocupados o que no puedan acceder a sus jubilaciones y hayan accedido a retiro voluntario. Indudablemente es una ayuda. También se va a pelear lo que hoy se quiere pelear, no queremos caer en ser usados por el Gobierno nacional como lo fueron los compañeros de Neuquén, que fueron obligados a firmar un acuerdo con un barril de 67 dólares y con el incentivo para el gas a boca de pozo”, explicó Ávila. El titular del gremio más poderoso de la región indicó que sus pares de la Cuenca Neuquina firmaron un procedimiento de crisis con esas consecuencias. “Nosotros con un barril a 55 el local y el de exportación estaríamos hablando de terminar todo 2016, pero cada provincia tiene su problemática”.

Describió un panorama complicado, pese al reciente acuerdo: ““Es un tubo de oxígeno que nos tiraron por seis meses. Ojalá el precio del crudo cambie para que nos ayude pero si no, debemos estar preparados para los cambios y es lo que le transmitimos a nuestra gente”. Advirtió que “todos los gremialistas empezamos a entrar en un camino donde se empieza a librar la madre de todas las batallas, la de mantener todos los puestos cuando aparece un Gobierno donde los CEO son más importantes que los ministros y hasta el propio Gobierno”.

Ávila indicó que el acuerdo abre un panorama de cara al semestre de vigencia, donde no se debe perder de vista que el petrolero debe estar preparado para los cambios, pero no bajo ningún procedimiento de crisis.

Comentá la nota