La Intersindical anuncia una marcha y anticipa el rechazo al 26% de aumento

La Intersindical anuncia una marcha y anticipa el rechazo al 26% de aumento
En el comienzo de las asambleas, los dirigentes de los gremios estatales recogieron el malestar de las bases por la oferta salarial del Gobierno. Mañana por la tarde se reunirán para tener una posición común y el miércoles se movilizarán.

Las asambleas de los estatales comenzaron este lunes con una sensación general de disconformidad con la oferta del 26% de pauta salarial anual, en tres cuotas, que el Gobierno provincial ofreció en la apertura de paritarias.

“La voluntad que se está expresando es la de repudiar esta propuesta del 26%, considerarla un piso y desde ahí dar una pelea por un porcentaje mayor”, señaló Julio Acosta, secretario general de Luz y Fuerza La Pampa.

Por la mañana hubo una asamblea en la delegación de APE en General Pico, y durante el mediodía otra en Casa de Gobierno. Mañana por la mañana será el turno de la Municipalidad de Santa Rosa y el Hospital Lucio Molas. Por la tarde, está previsto un plenario de la Mesa Intersindical donde analizarán una posición conjunta para llevar a la reunión del jueves con los representantes oficiales.

Por lo pronto, podría haber una marcha para este miércoles en protesta por la exigua oferta. “Es necesario que el gobierno atienda los reclamos de los trabajadores o de lo contrario va a haber conflicto”, anticipó Acosta.

El dirigente señaló, mientras se llevaba a cabo la asamblea en el Centro Cívico, que la oferta gubernamental es “insuficiente frente a dos cuestiones que son realidades: una es la inflación del año pasado que superó la recomposición que teníamos del 26%, o sea que perdimos el año pasado; y ahora con esta devaluación y el aumento de precios, nos ofrecen un 10% para febrero cuando la inflación de diciembre a febrero está estimada en un 14%”.

“A partir de ese análisis, lo que se está deliberando es que esta propuesta es insuficiente y hay que ir por más. Nadie habla de rechazarla, pero es necesario que el gobierno atienda los reclamos de los trabajadores o de lo contrario va a haber conflicto”, indicó.

El ofreciemiento fue de un 10% a febrero, un 8% de recomposición en junio y otro 8% en octubre. La Intersindical había hablado en la previa de apuntar a un salario mínimo de 9.200 pesos, equiparado al costo de la canasta familiar.

“Están proponiendo que nos movilicemos el miércoles, en protesta a la propuesta que nos ha hecho el gobierno provincial. Más que nada porque también el año pasado hubo una recomposición que superó el 22% para los empleados de la policía y a nosotros se nos está ofreciendo un 26% para todo el 2014”, detalló Acosta.

“Ese policía que hoy ingresa tiene un salario garantizado de 7.900 pesos, y un categoría 1 de la 643 tiene un salario de 8.400 pesos y un recién ingresado uno de 5.600 pesos. Todo muy lejos de atender las necesidades de una canasta familiar. Por lo tanto, están todos los motivos justificados como para exigirle a este gobierno que mejore la oferta que nos hizo la semana pasada”, explicó.

Acosta no ahorró críticas para el ofrecimiento formulado durante la reunión del viernes. Dijo que da “vergüenza” la oferta del 26% porque “es como si hubiéramos transitado por un jardín de rosas, acá no pasó nada, no hay inflación... Negar esta realidad es una falta de respeto a los trabajadores”.

“Dicen que son los recursos que tienen, que más no pueden dar. Siempre el mismo cuento. A consecuencia de esto, lo que nos proponen es que aceptemos directamente un ajuste. Y desde la Mesa Intersindical no estamos dispuesto a aceptarlo”, fustigó.

De todas maneras, aclaró que la pretensión que tienen de 9.200 pesos de básico “tiene que ser en forma paulatina, sabemos que no podemos dar semejante salto”. Pero insistió en reclamar “una propuesta digna para los trabajadores, y no esto que es una vergüenza”.

“Hoy decimos que es 9.200 pesos, pero dentro de seis meses uno supone que este proceso inflacionario, así como se está dando, superará el 44% para este año. Queremos un aumento significativo para este primer semestre, y una cláusula gatillo para discutir el segundo semestre. Nadie puede hacer futurología, y si el aumento del costo de vida así lo indica tenemos que sentarnos a discutir a mitad de año”, señaló.

Comentá la nota