La Intersindical cortó el diálogo con Utelpa luego de la acusación

El secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado -ATE-, Ricardo Araujo, afirmó ayer que la conducción de la Mesa Intersindical no reanudará el diálogo con el gremio docente Unión de Trabajadores de la Educación de La Pampa- Utelpa-, "hasta que expliquen la agresión".
"Nos ofende que nos digan que le hacemos el juego a la derecha, porque siempre defendimos los derechos de los trabajadores, en respuesta a las bases", comentó el sindicalista, en diálogo con Radio Noticias donde se cruzó con la docente, Claudia Fernández.

Utelpa salió a criticar en las últimas horas a los sindicatos estatales reunidos en la Mesa Intersindical, y calificó a sus dirigentes como "los Moyanos de La Pampa". Además, los acusó de ser los que "se juegan por la derecha del país" y de estar atrapados en la disputa interna del Partido Justicialista.

Esas manifestaciones del sindicato docente generaron el rechazo y la bronca de los demás gremios estatales, nucleados en la Intersindical. "No vamos a volver a mantener diálogo con Utelpa hasta que nos expliquen el por qué de la agresión", dijo Araujo. Y agregó: "Nosotros siempre tuvimos que confrontar con el gobierno, que nos lleva a reclamos salariales, porque quieren hacerle un ajuste a los trabajadores".

Por otro lado, el gremialista se mostró sorprendido porque las críticas sean de otro gremio estatal. Además, hizo referencia a la acusación por la relación con el Partido Justicialista. "Nuestro accionar generó varios problemas en la interna del PJ, pero no tenemos nada que ver con eso. Duele que nos digan estas cosas", manifestó Araujo.

Lo cierto es que la relación entre Utelpa y los gremios reunidos en la Mesa Intersindical siempre fue tensa, más aún desde que los docentes decidieron arreglar por su cuenta la recomposición salarial. Sobre esto, el líder de ATE afirmó: "Para nosotros fue positivo lo que logramos para la primer parte del año (24 por ciento), cuando los docentes habían firmado por un 19 por ciento".

Diferencias.

Por otro lado, el secretario general de Utelpa, Fernández, se dijo que la Intersindical "empuja a los docentes a definirse sin entender la organicidad sindical". Por esto, los docentes acusaron de "moyanistas" a los conductores de ese espacio.

"No cuestionamos el 15 por ciento que piden, si es suficiente o no, ni siquiera las formas en que reclaman", afirmó la gremialista.

Sobre algunos cuestionamientos a la forma en que Utelpa negocia los salarios con el gobierno provincial, Fernández señaló: "Siempre hay voces minoritarias que están enojadas, y tendremos que evacuar eso por los caminos correctos".

Además, negó toda relación cercana entre el Ejecutivo y el gremio docente, como deslizaron algunos integrantes de la Mesa Intersindical, después de aquel arreglo en forma particular con el gobierno.

Fernández dijo que Utelpa no está subordinado al Ministerio de Educación y criticó la postura de la Intersindical para llegar a un acuerdo con la Provincia. "El diálogo se consigue en las paritarias. Ellos van por menos y están parados en un lugar en el que no van a poder avanzar si no están sentados en un ambiente genuino para dialogar", comentó.

Dijo que el gremio realizará en las próximas semanas un Congreso Extraordinario, en el que definirá algunas medidas de fuerza en protesta de ciertos reclamos para beneficiar a los trabajadores del sector.

"Parecemos los hijos de la pavota"

"Parece que somos los hijos de la pavota debido a una situación que genera el malhumor de los trabajadores traducido en la próxima medida de fuerza", sentenció el integrante del Sindicato de los Trabajadores de la Salud Pública (Sitrasap),

Carlos Ortellado, en relación al paro de la Mesa Intersindical. El representante gremial expuso que "en lo personal", los sindicalistas tienen asimilado que esta será una dura etapa debido a que siempre fue difícil "luchar" contra el Gobernador Oscar Mario Jorge.

"El gobernador nunca escuchó nuestros reclamos y esa actitud negativa genera que infundadamente nos pongan en contra de la sociedad", expresó el sindicalista. Para Ortellado, el primer mandatario "provoca" a los trabajadores al decir que los estatales tienen un 40 por ciento de ausentismo en los lugares de trabajo.

"Quieren que la sociedad nos rechace, y los compañeros están muy decididos a formar parte de la marcha debido a que las experiencias anteriores fueron muy ricas para nosotros", amplió. La situación de los estatales y el conflicto con el Estado pampeano, completó el integrante del Sitraj, se debe a una "cuestión de bolsillo".

Comentá la nota