La Intersindical ya habla de reclamar un 30%

La Intersindical ya habla de reclamar un 30%
Este año los estatales estrenarán paritarias. Los dirigentes ya plantean la estrategia para conseguir un 30% de incremento anual. La pauta nacional, que Jorge sigue a rajatabla, es del 20%.

Los gremios estatales nucleados en la Intersindical ya hablan de plantear un reclamo de un 30% de aumento salarial en la flamante paritaria que se abrirá este año para el sector. Si bien la mesa todavía no se reunió para fijar la estrategia para este año, algunos de sus dirigentes ya tienen en la cabeza ese número para empezar a discutir con el gobierno provincial.

Esta semana se cerró el primer acuerdo salarial a nivel nacional, con el gremio de los docentes privados, en un 25%. En los primeros días del año, el jefe de la CGT, el camionero Hugo Moyano planteó el 25% como piso de la negociación salarial y, llamativamente, también Hugo Yasky, el docente que encabeza la CGT oficialista, coincidió en esa demanda.

Desde la Casa Rosada, según publican los medios nacionales, la pretensión sería que los aumentos estén en el orden del 20%. El año pasado, el gobernador Oscar Mario Jorge siguió a rajatabla la instrucción del gobierno nacional y, a pesar de la movilización y el conflicto con los estatales en la calle, no se movió del 24% anual que había ordenado la presidente Cristina Fernández.

Jorge sólo cedió la creación de la ley de paritarias, una herramienta que había negado a los gremios durante su primer período al frente de la Casa de Gobierno. Las expectativas de los gremios y el previsible encuadre del gobernador dentro de la pauta que estima el gobierno nacional, dejan una brecha que presagia una negociación difícil.

Sin embargo, este año, con la paritaria vigente, tal vez el conflicto pueda encauzarse en una negociación menos conflictiva que en 2012. Los gremios pretenden sentarse en la primera reunión de paritaria en los primeros días de marzo.

En la Intersindical consideran que los sueldos de los estatales están atrasados y los índices de inflación hacen que ni siquiera el 25% que plantean las dos CGT alcanzaría. Por eso, ya hablan del 30%. Así lo anticiparon esta semana el secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado, Ricardo Araujo, y el titular del Sindicato de los Trabajadores Judiciales, Ceferino Riela.

El año pasado la inflación rondó el 25% según las consultoras privadas. En 2011, los estatales habían logrado un incremento del 30% y, durante el año pasado, consiguieron un 24%.

Sin embargo, para empezar a discutir, la Intersindical apuntará más alto. Los gremialistas también analizan realizar otros reclamos en la paritaria, como una recomposición diferenciada para compensar la diferencia con los sueldos de los empleados públicos de categorías más bajas.

El primer acuerdo anual se cerró esta semana. El Sindicato de los Empleados y Obreros de la Enseñanza Privada, que representa al personal no docente de universidades y colegios privados de todo el país, acordó una suba de haberes del 25% en un solo pago.

Esta semana, la Asociación Bancaria -que había realizado un paro total de actividades en diciembre- firmó una suma para el primer trimestre de $1.700 por mes hasta marzo, cuando se abre la paritaria del sector.

También los trabajadores aceiteros del país realizaron un paro esta semana en demanda de una suba promedio del 26%. La oferta de los empresarios fue de un 16% de aumento. La cartera laboral dictó la conciliación obligatoria.

Otros gremios, en cambio, decidieron patear para más adelante el comienzo de sus discusiones paritarias a la espera de que el Gobierno modifique el impuesto a las Ganancias. Es el caso, por ejemplo, de los mecánicos de SMATA y de la Federación de Trabajadores del Petróleo y el Gas.

Estos dos sindicatos, que integran la CGT alineada con la Casa Rosada, esperarán a que el Gobierno modifique el impuesto a las Ganancias para negociar sus subas salariales de este año. La CGT de Moyano reclama que el mínimo no imponible se lleve 12.500 pesos.

Comentá la nota