Intimada por Trabajo, Aturc levantó el paro y liberó la Universidad

Intimada por Trabajo, Aturc levantó el paro y liberó la Universidad
El gremio de no docentes decidió poner fin a la medida de fuerza que había iniciado el martes antes del mediodía. Hubo cruces de trabajadores con docentes y alumnos. El rector pudo ingresar por la tarde
Después de 72 horas de toma, tensión y fuertes cruces en las declaraciones, ayer el campus volvió a abrir sus puertas. Fue luego de que el gremio de Aturc, que nuclea a la mayoría de los trabajadores no docentes de la Universidad Nacional, decidiera en asamblea acatar la conciliación obligatoria impuesta por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Poco después de las 9.30 de la mañana, en el ingreso central al campus, el gremio organizó un improvisado escenario arriba de un carro que bloqueó desde el martes al mediodía el ingreso al predio. Allí arriba se ubicaron las autoridades del sindicato encabezadas por Eduardo Tello y también el secretario general de la Fatun, Nelso Farina, acompañados por el abogado Daniel Lacase.

Pero no todo fue en calma. Al llegar los dirigentes al lugar, un grupo de estudiantes y docentes aguardaban afuera del ingreso para reclamar que se levante la protesta.

“Liberen la Universidad, queremos trabajar”, gritaban en improvisados cánticos. Las voces se multiplicaron cuando llegaron al lugar los Tello y Farina, que pasaron junto a los protestantes acompañados de un grupo de afiliados.

A los pocos minutos, cuando comenzó la asamblea y el secretario general de Aturc explicaba la notificación llegada del Ministerio de Trabajo y se quejaba de “los estúpidos” que no entendían el reclamo, un docente desde atrás del palco comenzó a contestarle. El clima se tensó más aún cuando un grupo de afiliados a Aturc fueron a increpar al docente. Y llegó a su punto máximo cuando Farina, visiblemente molesto por la situación, se puso de pie sobre el carro, giró buscando a quien gritaba y le dijo: “No provoque compañero porque va a terminar mal”.

A partir de allí, la asamblea volvió a su cauce. Tello y Farina hablaron a los trabajadores que con bombos de fondo seguían a ritmo las declaraciones. Y el principal blanco de las críticas fue Marcelo Ruiz: “No puede haber un rector que se ponga de espaldas a la ley y pretenda que los trabajadores aceptemos mansamente esa situación”, remarcó el titular de Aturc.

Por su parte, Farina comenzó su discurso agradeciendo a los trabajadores por la protesta y aclaró que “esto no es un conflicto entre gremios. Planteamos que el rector, de forma injusta, pretende legislar sobre decisiones que no son de su competencia. Eso corresponde al Ministerio de Trabajo de la Nación. El responsable de conducir una institución así no puede definir con quién regula las condiciones laborales. Es una vergüenza que esto ocurra en estos momentos”, remarcó el secretario general de Fatun que llegó a Río Cuarto el jueves por la tarde, para sumarse al conflicto.

“Desde que asumió, lo único que hizo fue confrontar con los trabajadores no docentes, viendo como enemigos a los que no piensan como él”, disparó Farina levantando los aplausos de los afiliados a la Aturc.

Y advirtió: “Cuando vemos que no se quiere dialogar, nosotros tenemos otras herramientas y acciones como las que utilizamos en esta oportunidad. Porque nosotros no vamos a permitir que la Universidad pase a ser propiedad de algún iluminado, y si nos provocan, siempre nos van a encontrar”, alertó Farina.­­

El sindicalista aseguró que en los últimos reclamos de Ate en las universidades nacionales, entre las que mencionó Salta, Comahue, IUNA y UBA, el Ministerio de Trabajo resolvio siempre en contra de ampliar la representación sindical. “El último dictamen del Ministerio no tiene más de 50 días y corresponde a la UBA y al reclamo de ATE para participar de la discusión laboral. Esa decisión contraria a los intereses de ATE ya fue comunicada al CIN y a la Fatun, pero a las pocas semanas este rector emite la resolución 903. ¿No es llamativo? ¿Por qué emite esa resolución contraria a ese dictamen que el CIN tiene desde hace semanas?”, se preguntó Farina ante la asamblea.

Después llegó el momento de decidir si se acataba la conciliación obligatoria impuesta por el Ministerio o no. Ya los dirigentes gremiales habían dejado trascender que no irían en contra y el abogado de la Aturc, Daniel Lacase, se había manifestado a favor de aceptarla y finalizar con las medidas de fuerza. Fue lo que finalmente definió la asamblea por unanimidad.

Pero además, se expresó en contra de los dichos del vicerrector, Javier Salminis, que el jueves por la mañana, en declaraciones radiales a Digital 91.9 había denunciado una actitud “casi destituyente” del sindicato que gremio que conduce Eduardo Tello.

La cartera laboral había señalado que la vigencia de la conciliación regía desde las 15. Por eso el gremio dispuso esa hora para liberar los ingresos y permitir a las autoridades el ingreso. Antes, un grupo de decanos e integrantes de Aturc recorrieron los distintos pabellones para constatar que todo estaba en orden y que no faltaba nada ni había daños.

Diez minutos antes de las 16, finalmente las barreras de acceso se levantaron y el rector Marcelo Ruiz encabezó el ingreso al predio acompañado de sus colaboradores, docentes y estudiantes.

Así, después del reclamo iniciado el martes, la Universidad volvió a recobrar su actividad normalmente. Al menos hasta el fin de la conciliación, que durará 15 días hábiles.

Comentá la nota