Investigan a Caló por fraude y él dice que la denuncia es una “falacia”

Investigan a Caló por fraude y él dice que la denuncia es una “falacia”
Está acusado por el desvío de fondos de los afiliados de la UOM.
El jefe de la CGT oficialista y secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica, Antonio Caló, se encuentra investigado por un supuesto fraude millonario contra su propio gremio: está acusado por el desvío de fondos de los afiliados a favor suyo y del resto de los integrantes del secretariado nacional de la UOM. Ayer, apenas se supo de la investigación, Caló salió a calificarla como una “falacia”.

Hoy, además, la UOM publica una solicitada en la página 7 de Clarín y en otros diarios con el título “Aclaración” y que lleva la firma del Secretariado Nacional del sindicato. En el texto se califican como “calumnias y mentiras” las acusaciones contra la conducción gremial.

El origen de la investigación judicial tiene casi dos años. En agosto de 2011 Segundo Pantaleón Córdoba, ex abogado de la UOM y ex socio del Grupo Olmos fue demorado en la terminal de Buquebús por intentar sacar a Uruguay unos 800.000 dólares sin declarar.

Hasta 2009, Córdoba se había desempeñado como apoderado y jefe del departamento jurídico de la UOM. Antes de ser despedido del gremio el abogado había sido “el gestor de la compra de parte del diario Crónica ”. El abogado mantenía una muy estrecha relación con Caló y con Raúl Olmos, el empresario dueño de la gerenciadora de la obra social de los metalúrgicos y controlante de los diarios Crónica, BAE y El Atlántico de Mar del Plata.

Según publicó ayer La Nación, cuando debió justificar ante las autoridades los 800.000 dólares, Córdoba denunció ante la Justicia que todos los meses el gremio le entregaba fondos de origen irregular. Y querelló al presidente del Instituto de Seguros SA, Julio Raele, y a Caló por considerarlos responsables de un caso de evasión tributaria. De acuerdo con el abogado, la evasión en el reparto de fondos de los afiliados metalúrgicos entre la conducción gremial rondaría los $900 millones de pesos.

Aunque hizo varios intentos a través de sus abogados para lograr el cierre de la causa judicial, Caló sostuvo ayer que se encontraba “a disposición de la Justicia”. El sindicalista argumentó que la cifra de la supuesta estafa por $900 millones “no tiene sentido común” ya que la UOM posee un patrimonio total de $ 500 millones. “A ese señor (por el abogado Córdoba), cada cosa que le pasa dice que lo hizo Caló”, dijo el líder de la UOM. Y agregó: “Tengo todos los balances aprobados por el Congreso Nacional, que se queden tranquilos los afiliados que no hubo ningún fraude millonario”.

Comentá la nota