Irregularidades en el pago de sueldos del astillero Río Santiago

Las maniobras van desde el robo de identidad de un jornalero para cobrar sueldos hasta pagos a punteros del PJ.
El astillero Río Santiago emplea a más de 2500 personas. Es el más grande del país y construye barcos para diferentes países del mundo. Su historia es extensa y se remonta a la primera presidencia de Juan Domingo Perón. Pero esta investigación lo tiene como protagonista por otros motivos.

Clarín detectó una serie de nombramientos irregulares que apuntan al interventor del astillero, Héctor Scavuzzo, de la segunda línea del gobierno sciolista. Hay desde un concejal del Frente para la Victoria en actividad hasta un campesino al que le robaron la identidad para sacarle su sueldo, unos $ 25 mil mensuales. Todos son oriundos y viven actualmente en Coronel Pringles, distante 500 km de Ensenada, donde funciona el astillero. Scavuzzo fue intendente de esa ciudad y es un actor político de peso.

El caso más grave es el de Gustavo Ferreyra, un humilde jornalero de Coronel Pringles al que le sacaron su DNI para cobrar un sueldo en el astillero. Según los registros de la ANSES, Ferreyra ingresó al astillero en noviembre de 2012 con un salario de $ 24.632. Nunca vio ese dinero. El caso trascendió porque en enero su mujer fue al banco a cobrar la asignación universal por hijo de sus tres chicos, unos $ 820, y el dinero no estaba. Sin trabajo, y en una situación desesperante, Ferreyra y su mujer recorrieron diversas oficinas públicas hasta que detectaron el “robo de identidad”.

Antes que el escándalo trascendiera, la familia recibió en su casa la visita inesperada de un desconocido que le dio el dinero correspondiente a dos meses de la asignación universal. Tiempo después, se reunieron en persona con el interventor de Río Santiago, en su estudio jurídico de Coronel Pringles, según consta en la denuncia judicial que hizo Ferreyra el 7 de junio pasado ante el fiscal Fernando Enrique Martínez. “Ustedes me quieren sacar plata”, los habría acusado Scavuzzo. El funcionario también le adjudicó la culpa a la AFIP.

“Es un error, ya está solucionado”, le dijo al jornalero y su mujer. La discusión no terminó en un acuerdo. Igualmente, al poco tiempo, la familia volvió a cobrar la ayuda social en el banco.

En la plantilla de Río Santiago también aparecen al menos otras cinco personas de Coronel Pringles. Ninguno trabaja en el astillero.

Flavio Ezequiel Grilli es concejal del FPV y tiene mandato hasta 2015. Igualmente cobra $ 15 mil en Río Santiago. El escándalo excede al kirchnerismo. Julieta Riat es hija del concejal Juan Carlos Riat y aparece cobrando todos los meses $ 23.400. En los registros de la ANSES aparecía hasta este mes como empleada del Ente Administrador de Astilleros. Otro caso es el de Juan Pedro Iribarren, ex empleado municipal. Actualmente se dedica a dar clases de teatro en un local del FPV. Y en las PASO fue fiscal de mesa. Su sueldo en el astillero es de $ 25.617. Otro que tiene tiempo para estar al mismo tiempo en dos lugares es Juan Antonio Koppel, hijo de un colectivero y militante kirchnerista.

El último caso registrado involucra a Gonzalo Heredia, homónimo del galán de las novelas. Es el hijo del ex concejal Juan Carlos Heredia, de dilatada trayectoria en el PJ.

Todas las designaciones irregulares complican a Scavuzzo, quien fue intendente de Coronel Pringles (1991-95) y luego tuvo varios cargos en el gobierno bonaerense hasta que hace un año recaló en el astillero. No integra la primera plana sciolista, pero cuenta con el apoyo del actual presidente del PJ de Ensenada y secretario general de ATE, Vicente “Pachuli” Ignomiriello. Casualmente, en ese gremio dijeron ante sucesivas consultas de Clarín que no conocían a las personas mencionadas en esta nota y que no estaban registradas como empleados del astillero. Otras fuentes aseguraron que Scavuzzo está relacionado con el ministro de la Producción bonaerense, Cristian Breitenstein.

Comentá la nota