Issys: el Frente de Gremios asumió con el pase a planta de los contratados

Issys: el Frente de Gremios asumió con el pase a planta de los contratados
Los representantes del Frente de Gremios Estatales en el Instituto de Seguridad Social y Seguros, Aldo Griffiths y Julio Bisócoli, asumieron el jueves con la totalidad de los trabajadores contratados ya en planta permanente.
Anticiparon que no permitirán la adscripción de los jerárquicos a otros organismos de los gobiernos.

Los delegados electos asumieron con compromiso de transparencia.

Los nuevos delegados renovaron su compromiso de llevar adelante una gestión que "no tiene otro rumbo que resguardar los legítimos intereses y aportes de los trabajadores chubutenses en cuanto a disponer y gozar de un régimen asistencial y obra social verdaderamente al servicio de los usuarios, activos y pasivos", dijo Bisócoli.

La asunción se concretó con la movilización de una importante cantidad de trabajadores que ocuparon la sala central del Instituto. Estuvo presente en la oportunidad el presidente de la institución, Máximo Pérez Catán. Allí los representantes electos el 7 de julio recalcaron la intención de llevar a cabo una auditoría externa para "observar exhaustivamente y, eventualmente denunciar, en caso de detectarse irregularidades y/o anomalías en el Instituto, todo ello en un decidido objetivo de informar a los propios trabajadores, beneficiarios del sistema, que desde ya merecen estar interiorizados de cómo ha venido funcionando el organismo y Seros-Chubut y fundamentalmente cómo y dónde se destinaron sus aportes laborales".

CON MOVILIZACION

Pérez Catán presidió el acto de asunción y entregó copia de la demorada resolución que puso en funciones a los elegidos de acuerdo al resultado de las elecciones provinciales, donde la Lista Celeste y Blanca encabezada por Griffiths arrasó a la oficialista cercana al dasnevismo.

La asunción de los nuevos vocales fue acompañada por una importante cantidad de trabajadores activos y pasivos de la administración pública que se congregaron pasadas las 9 junto a representantes de Asociación de Trabajadores del Estado, jubilados, judiciales, Luz y Fuerza, Asociación de Empleados Legislativos, docentes, además del personal de SEROS que le dieron un importante marco de acompañamiento a las nuevas autoridades.

En ese marco Griffiths indicó que habrá un ida y vuelta con los trabajadores y que si eso no se cumple sería uno más, como los que pasaron por las vocalías durante estos años, aunque aclaró que antes de tener esa actitud "prefiero irme al carajo… a mi casa". Indicó que el proceso hubiera sido distinto si Miguel Anchordoqui o Juan Carlos Seguel hubieran renunciado cuando correspondía.

“Pero prefirieron seguir con sus negocios, acomodos; esto no lo vamos a permitir y hay que cambiar para que los representantes sindicales sean verdaderos soldados de los trabajadores”, afirmó el dirigente.

Griffiths quiere que el sistema de jubilaciones continúe y para eso deben cuidar la Caja y dijo sentir vergüenza que cada vez que se anuncia el pago a jubilados lo haga el Ministerio de Economía, reconociendo que por primera vez el Instituto nombra a los vocales sin que sean designados por un decreto del Poder Ejecutivo.

Comentá la nota