Jorge Ávila es el nuevo secretario general del poderoso sindicato de los petroleros privados

Jorge Ávila es el nuevo secretario general del poderoso sindicato de los petroleros privados
Con gran porcentaje de votantes, una cifra cercana al 70 por ciento del padrón de más de 7 mil, los trabajadores afiliados al Sindicato del Petróleo y del Gas Privado del Chubut, eligieron mayoritariamente para conducir los destinos de su gremio, a la lista Azul que encabezaban los actuales secretarios de Organización, Jorge Ávila y Adjunto, Rudy Fournier, en desmedro de la Azul y Blanca con la cual Mario Mansilla buscaba su reelección como secretario general.
Habida cuenta de que el recuento de votos empezó cerca de la medianoche y se demoraba aproximadamente media hora por cada urna, los resultados finales se conocieron avanzada la madrugada, aproximadamente a las 5, hora en que confirmó el triunfo de la lista Azul, que se impuso sobre la Azul y Blanca por 3.099 a 2.152 sufragios.

A esa hora el perdidoso Mario Mansilla se retiró solo del lugar, previo solicitar custodia policial que resultó innecesaria dado que no recibió agresiones de ninguna naturaleza.

Contrariamente a lo que se presagiaba la jornada transcurrió sin mayores incidentes. Para que ello ocurriera de esa manera contribuyó, en buena parte, el operativo de seguridad desplegado en forma conjunta la Policía provincial y Gendarmería Nacional en distintos sectores de la ciudad.

El hecho destacado, si cabe, fue que cuando iba a dar comienzo el conteo de votos la Junta Electoral, adoptó la polémica decisión de que sólo harían el escrutinio el presidente y secretario de la mesa, no permitiéndose la presencia de los fiscales y fiscales generales. Esto trajo a colación de que la lista Azul, pidiera la presencia de policía y de los medios, y se revirtió la decisión. Todo ante una notoria ausencia de los representantes del Ministerio de Trabajo que en una cantidad de doce monitorearon en calidad de veedores el desarrollo de las elecciones, uno de ellos en Sarmiento.

Ayer en horas de la tarde Jorge Ávila y los integrantes de la nueva comisión directiva, se concentraron en lo que fue su “bunker” de campaña, ubicado en la calle Rawson casi Urquiza, donde eran esperados por más de un millar de trabajadores y efectuaron una extensa caravana que recorrió toda la ciudad, enfatizando su presencia en la esquina de la avenida Constituyentes y Callao, lugar donde se encuentra ubicada la sede del poderoso Sindicato del Petróleo y el Gas Privado del Chubut. Finalizaron la recorrida con un pequeño acto que efectuaron en la céntrica esquina de San Martín y Güemes, donde tanto Jorge Ávila como su secretario adjunto Rudy Fournier se dirigieron a la multitud, ratificando su compromiso de trabajo y brindar su agradecimiento por el apoyo y la confianza puesta de manifiesto.

Cabe consignar que la nueva conducción asumirá sus funciones el próximo 2 de enero.

Unidad de todos

Conocido su triunfo, Jorge Ávila manifestó que “ahora hay que empezar a trabajar y buscar la unidad de todos los petroleros, porque más allá de las preferencias por una u otra lista, son todos compañeros de trabajo. Esto ya pasó. Ahora hay quien conduce y todos tienen que acompañar. Abogamos fervientemente por la unidad de todos los petroleros”.

Sostuvo que ahora, a partir del 2 de enero cuando asuma sus funciones la nueva conducción, “llega la transformación del gremio, porque venimos por un sindicato con mayor amplitud social, con ideas verdaderas, no a ser socios de nadie, de ninguna operadora ni de ningún sector político, pese a que somos peronistas”.

Asimismo sostuvo que “se terminó la manera de mantener una paz social mala donde se beneficiaban muy pocos y no precisamente los trabajadores, donde parar parecía que estaba prohibido. Esto quedó reflejado en el último acta por el aumento salarial”.

Puntualizó que su triunfo estuvo basado fundamentalmente porque “levantamos la bandera de los pedidos de la gente. Nosotros la transformamos en un proyecto y se la devolvimos en una plataforma electoral” y mencionó como idea prioritaria una obra social propia dejando de depender de la que ofrece la Federación sindical.

Ávila dijo a su vez que no se sintió sorprendido por los guarismos finales del escrutinio porque “manejábamos esos números, pero también éramos concientes de que podíamos ganar o perder ya sea por un voto”.

En ese sentido indicó también que “tenemos que aumentar el número de adhesión porque la otra lista sacó una cantidad importante de votos, lo que significa que es gente que quería seguir como estábamos y entonces debemos revertir esa situación y esto se logra solo con la unidad, el diálogo y la inclusión de todos sin distinción de ninguna naturaleza. Sin rencores, ni odios”.

Puntualizó asimismo que estas elecciones “me dejaron mucho aprendizaje, fundamentalmente el cariño y reconocimiento de la gente”.

Con relación a las medidas prioritarias, Ávila dijo que una de ellas es efectuar una auditoria general del gremio porque “queremos saber fehacientemente cuanto y que tenemos. Queremos todo absolutamente transparente porque todo es de los trabajadores, no de nadie en especial. Pretendemos recibir un sindicato sano con las cuentas al día”. Dentro de este marco sostuvo que “observaremos detenidamente los gastos de los últimos meses y así es como promoveremos reuniones con la comisión directiva saliente”.

Finalmente Ávila agradeció los numerosos llamados de funcionarios y sindicalistas que recibió durante toda la jornada de ayer, donde le manifestaban sus felicitaciones y apoyo por la gestión que emprende. Entre ellos del secretario privado del gobernador Martín Buzzi y del intendente Néstor Di Pierro.

Perfil

Jorge Ávila

Jorge Antonio Avila, nació en Comodoro Rivadavia hace 49 años en el barrio Pietrobelli. Ingresó en la actividad petrolera en 1983, en calidad de peón de boca de pozo, en la empresa Río Colorado.

Casado con Ingrid Pérez desde hace 20 años, tiene dos hijos adolescentes Jorge (17) y Jennifer (16). Cursó sus estudios primarios en la Escuela Provincial Nº 119 y los secundarios en el Colegio Salesiano “Domingo Savio”.

Su especialidad en la actividad petrolera es la de perforador. Está en el sindicalismo desde hace más de dos décadas, cuando fue designado delegado y posteriormente fue convocado por Mario Mansilla para ocupar la Secretaría de Organización, cargo que ocupa actualmente.

Comentá la nota