Jorge Triaca: "Hay sectores del sindicalismo que buscan tensión social y la inestabilidad del gobierno"

Jorge Triaca:

El ministro de Trabajo aludió a Moyano como uno de los primeros responsables de esa situación. Dijo que el paro de mañana es político y que algunos sectores buscan que haya más conflictos en la calle. Los retoques propuestos a la reforma laboral

Pocas horas antes del inicio del paro nacional planteado para mañana por la CGT, el ministro de Trabajo Jorge Triaca advirtió que "desde algunos sectores sindicales están buscando aumentar las tensiones sociales, los niveles de conflicto y la inestabilidad del gobierno".

Triaca no los menciona en forma directa pero esos sectores que "buscan el conflicto por el conflicto mismo y no resuelven los problemas de la Argentina con un paro" están representados para el Gobierno, principalmente, por los Camioneros de Hugo Moyano y sus discípulos.

En diálogo con Infobae desde el piso 13 del Ministerio de Trabajo Triaca evaluó que el jefe de los Camioneros "hace toda una puesta en escena para tratar de transformarse en un líder que ya no lo es". Y renglón seguido alertó a Moyano: "Creo que debería preocuparse más en resolver sus problemas personales con la Justicia que en hacer un planteo en términos gremiales".

El ministro de Trabajo admitirá durante la entrevista con Infobae que en la Argentina "hay problemas de empleo que aún no están resueltos", que hace falta generar más empleo genuino y formal y que el gobierno aceptará la eliminación de un artículo polémico en el proyecto de reforma laboral que está relacionado con una redefinición de las indemnización. Luego, Triaca dirá que "hace falta un empresario inteligente, activo pero también que sea conciente que tiene que generar empleo decente y con cobertura de seguridad social".

Hugo y Pablo Moyano (NA)

-¿Qué evaluación hace el Gobierno de la decisión de la CGT de ir a un paro nacional?

-Creemos que es un paro que no ayuda a resolver el problema de los argentinos. En el ámbito del trabajo vemos que hay mucha incertidumbre pero que no se han resuelto los problemas de fondo que tienen que ver con cómo mejoramos el acceso al trabajo, las oportunidades de los trabajadores, cómo mejoramos los ingresos. Y en eso no escucho propuestas del sindicalismo y este paro no termina de resolverlo. Más allá de eso nuestra predisposición siempre es al dialogo. Los otros días el ministro Dujovne y yo esperábamos reunirnos con la CGT y vimos que hay diferencias en los reclamos de ellos. Y la única manera que tienen de ponerse de acuerdo es el paro. Entonces nosotros creemos que en Argentina debe haber paritarias libres, que se debe recomponer el poder adquisitivo del salario y también que haya empresas sostenibles con rentabilidad. Creemos que debe trabajarse los proyectos que están en el Congreso que apuntan a la mejora de la capacitación de los trabajadores, que apuntan al blanqueo para terminar con la informalidad. Es la agenda que queremos compartir con los dirigentes gremiales y sociales. Tiene que haber mecanismos de diálogo más habituales sobretodo en procesos de volatilidad. Nosotros habíamos propuesto un mecanismo de dialogo entre el sector empresario, los gremios y nosotros. Pero todo esto requiere ver cómo se resuelven los problemas de la Argentina y no para ponerse a la defensiva.

-¿La reforma laboral podría tener más retoques de los que hubo?

-Hay que aclarar que hay varios proyectos de reforma laboral. Uno tiene que ver con la agencia de salud, con la formación profesional, con la formalización de trabajadores. En este proyecto había un artículo que generaba polémica y era la definición de las indemnizaciones que es el que usa en la justicia laboral de la Ciudad de Buenos Aires. Si ese artículo no reúne los consensos necesarios retiramos ese artículo y discutimos el resto. No tenemos problemas. Pero hay que dar los debates que reclama la sociedad. No podemos seguir con 4 millones de trabajadores en la informalidad, no podemos seguir sin tener las herramientas ante los cambios tecnológicos que hay. Y ese es el debate de fondo.

-¿Qué creen que se busca con el paro de la CGT? ¿Tiene una intencionalidad política como dijo parte del gobierno?

-Vemos sectores del sindicalismo que claramente lo que buscan es el conflicto por el conflicto mismo. Ni siquiera se sientan en las mesas de negociaciones. Pero siempre la política tiñe el accionar gremial.

Reunión con la CGT en la Casa Rosada (Sebastián Pani)

-¿Qué buscan concretamente estos sectores si no es el diálogo y la solución de los problemas laborales?

-Que aumenten las tensiones, los niveles de conflicto, la inestabilidad del gobierno. Eso busca. Esa es una mirada que no contempla una responsabilidad democrática y republicana de la Argentina.

-¿Por qué el gobierno llegó a esta instancia en su vínculo con la CGT?

-Porque ante todo estabamos ante una situación de inestabilidad que ahora bajó. En medio del nivel de tensión que había se resolvió el paro. Hubo una situación de tensión donde hay muchas voces distintas de la CGT. Algunos estan de acuerdo con una parte de la agenda y otros con otra. Y donde todos son consientes de nuestra predisposición al dialogo y donde les decimos con la verdad lo que se puede hacer y lo que no. Hay que cuidar los empleos pero también el crecimiento de la economía para generar mas empleo.

-¿Cree que la CGT se dejó llevar por Moyano para ir al paro?

-No creo que la CGT se deje llevar por Moyano pero sí creo que algunos de los que estan ahí son representantes válidos. Lo de Moyano tiene que ver en relación a su puja por la paritaria pero también a temas personales.

-Dujovne dijo que faltan varios meses de problemas. ¿Cómo se enfrenta ese escenario desde el plano gremial?

-Primero estando al lado de los que más dificultades tienen. Segundo poniendo todos los instrumentos que tiene el Estado para resolver esos problemas. Tercero, tratando de encontrar soluciones en acuerdos politicos y sociales que nos permitan dar contensión a los sectores que atraviesan mas dificultades. Y También en los que se ven beneficiados tienen que poner el hombro.

-¿Qué tipo de acuerdo se puede resolver a nivel social y político?

-Contención, dar espacio de diálogo, prever los problemas antes de que ocurran. Poner los instrumentos del Estado. Hay que decir también que el acuerdo con el FMI apunta a eso: a dar contención en el momento que haga falta a los sectores que mas lo necesiten.

-¿No temen que el acuerdo salarial del 25% de Moyano se traslade a otros sectores?

-En verdad ese acuerdo no fue del 25% como dijo Moyano sino del 23,2% a pagar en tres partes. No hay que analizar que los momentos en que se firma un acuerdo partitario tienen un criterio. No es lo mismo firmar un acuerdo paritario en enero que en junio. Además ha cambiado la situación de recomposición salarial en la Argentina gracias a la cláusula gatillo y lo que nos permite es mirar la inflación hacia adelante. Si uno mira la inflación hacia adelante vemos que no esta lejos de lo que acodó el gremio de Camioneros hacia adelante. Aquellos que han firmado acuerdos antes tampoco hay tensiones. Se quieren plantear tensiones donde no las hay. Creo que Moyano hace toda una puesta en escena para tratar de transformarse en un líder que ya no lo es. Creo que debería preocuparse en resolver problemas personales que en hacer un planteo en terminos generales.

(NA)

-¿Entonces ese 23% de Moyano no los preocupa?

-Nosotros siempre decimos lo mismo: que las paritarias son libres y deben reflejar lo que esta pasando. Y que para dar tranquilidad al sector empresario y a los gremios se planteó la clausula de revisión. Eso es lo que debe dar tranquilidad y previsibilidad. Comparar enero con junio en un año de inestabilidad es comparar peras con manzanas. No tiene nada que ver.

-¿Y cómo se va a resolver a futuro el tema salarial?

-Se va a adecuar en el proceso de negociación. Nosotros lo resolvimos anticipando a estas turbulencias sacando el decreto que permite con un mecanismo abreviado adecuar las paritarias a una revisión. Para eso estan las revisiones.

-¿No cree que hace falta un esfuerzo empresariado argentino también?

-En Argentina estamos todos en el mismo barco. Y dado lo que resolvió el presidente no hay impunidad para nadie. Todos deben someterse a las reglas de juego. Y las reglas de juego de los empresarios es que cumplan con el pago de impuestos, las inversiones necesarias, tengan que tener mercados competitivos donde ya no haya carteles. Ese es un proceso de cambio como lo es en el campo gremial donde hemos puesto auditorias y controles. Ponemos en la mesa como hay qiue comportarse en el campo gremial y no con brabuconadas o aceptando mecanismos extorsivos que no corresponde.

-Le repito: no cree que hace mas esfuerzo de los empresarios y que el gobierno no enfatiza este tema…

-Creo que todos los argentinos hacen un esfuerzo. Hay muchas cosas que hay desarrollar mas. Hace falta un empresriado inteligente, activo pero también que sea conciente que tiene que generar empleo decente y con cobertura de seguridad social.

-¿Cómo se posiciona el gobierno ante los beneficiarios de planes sociales que no logran ingresar al mercado laboral?

-Hemos puesto un plan como el programa Empalme, el de incersión laboral y los beneficiarios de estos programas empiezan a encontrar en el ambito del trabajo una oportunidad. El año pasado se incorporaron 18.000 trabajadores que venían de los programas sociales.

-Es un porcentaje reducido aun…

-Es el 10% de los 187.000 puestos de trabajo que sumamos al empleo formal. Hay que ser consientes que falta mucho más pero que hemos empezado. Esto debe ser parte de la conucta de los empresarios de abrir oportunidades a los beneficiarios de planes sociales pero también estos deben entender que la capacitación puede encontrar un trabnajo decente y eso les puede transfirmar la vida.

-¿Habrá un cambio con el manejo de los fondos de obras sociales?

-Recientemente sacamos un decreto donde se ordena el sistema de subsidios tanto de personas con discapacidad como las personas de alto riesgo estaban desfinanciadas. Lo que hicimos es reordenar eso. Esta es parte de la tarea que tenemos que hacer. Hay mucho pro reformar. resuelve parte del desfinanciamiento que han tenido muchos gremios.

Coment� la nota