Jornada caótica por los cortes en la región

Jornada caótica por los cortes en la región
El tránsito por las rutas de la región fue una pesadilla ayer, con cinco cortes que virtualmente bloquearon los accesos habituales a las ciudades de Neuquén y Zapala y cerraron el paso entre Centenario y Cinco Saltos.
Caminos improvisados, con aumento de riesgos y demoras imprevistas se sumaron a las dificultades cotidianas. ATE cortó los puentes entre Neuquén y Cipolletti, crianceros protestaron en la capital neuquina, municipales en Plottier, desocupados en Zapala y trabajadores del matadero de Centenario cerraron el puente con Cinco Saltos, por el mantenimiento de su fuente laboral.

La Asociación de Trabajadores del Estado realizó una jornada de protesta y unos 250 afiliados de Río Negro cortaron el tránsito sobre los puentes carreteros que unen Cipolletti con Neuquén, generando serias complicaciones a la circulación.

Algunos automovilistas se arriesgaron a utilizar el tercer puente, aún sin habilitar. (Ver pág. 8)

La medida de fuerza de ATE se inició a las 10. Rodolfo Aguiar, secretario general del gremio, dijo que el paro tuvo un alto nivel de acatamiento. "Creemos que existen dificultades para dialogar con los funcionarios porque somos un sindicato que no dice a todo que si. Río Negro es la única provincia que no tiene una ley de paritarias y de convenios colectivos de trabajo. Hoy más de 7.000 empleados estamos siendo discriminados solamente por nuestra afiliación gremial", señaló al ser consultado por los dichos del gobernador Alberto Weretilneck, quien mientras se desarrollaba la manifestación declaró que "con ATE es imposible establecer un diálogo serio".

El corte terminó a las 16.

En Bariloche, la medida de fuerza tuvo importante adhesión en las escuelas, en el hospital y en otros organismos como Desarrollo Social y Parques Nacionales.

Los trabajadores se movilizaron desde la mañana hacia la zona del Ñireco, para volantear y denunciar la precarización laboral en distintos organismos del Estado. También reclamaron un aumento salarial que equipare los ingresos del trabajador con la canasta familiar y una remuneración del 82% móvil para los jubilados.

El paro dejó a unas 20 escuelas sin clases debido al alto acatamiento alcanzado entre los auxiliares de educación.

En Roca, la adhesión rondó el 80% según el gremio. En varias escuelas no hubo clases por la falta de porteros, se indicó, en tanto en otras se enviaron reemplazantes desde Educación. En la Escuela 56 de Campamento, el CEM 9 y varias escuelas céntricas no hubo actividad.

En Viedma la medida de fuerza se advirtió -esencialmente- en el hospital y en Desarrollo Social. Esa organización siempre tuvo participación en el personal del nosocomio y, en cambio, la adhesión de las áreas sociales está relacionada con la actuación de ATE en diferentes problemáticas de esos agentes, como el traspaso de las becas a contratos.

Comentá la nota