Una jornada clave para los trabajadores en conflicto

Una jornada clave para los trabajadores en conflicto
Los 45 operarios cesanteados definieron ayer en asamblea los pasos a seguir. Esperan que en el curso del día surjan importantes avances. La empresa encargada de la obra tendría interés en ofrecer vías de solución al problema
La olla popular y las pancartas que remarcan la lucha están firmes al igual que los obreros que permanecen desde las 8 hasta las 15 en la entrada de la construcción de la nueva sede del Hospital Pasteur.

El delegado titular de los trabajadores, Pascual Martín Francisco, destacó que ayer recibieron la visita del concejal Carlos Gagliano y el dirigente radical Gustavo Domenech que presentaron su apoyo a los operarios “en lo que necesiten”.

También señaló que “nadie de la Municipalidad se ha acercado teniendo en cuenta que se está haciendo una obra para el beneficio de los villamarienses y la región”.

La asamblea en la que participan los trabajadores y el gremio se realizó ayer al mediodía con la presencia del representante local de la Unión Obreros de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), Miguel Verón, y los trabajadores que preparaban la comida del día y permanecían en el lugar a pesar del intenso calor.

La novedad preponderante de la jornada fue dada a conocer por Verón, quien reveló que "hoy (por ayer) uno de los gerentes máximos de Riva (empresa a cargo de la obra) me llamó y me comunicó que aparentemente quieren solucionar el problema. Mañana (por hoy) tenían una reunión con los directivos de la empresa en relación al conflicto y tendremos novedades al respecto".

Vale destacar que es la primera vez que un gerente se comunica directamente con el gremio, ya que anteriomente hablaban los secretarios.

Posteriormente, indicaron los posibles pasos a seguir, uno de éstos es que hasta mañana seguirá la olla popular hasta saber lo que ha determinado la empresa, es por ello que Verón afirmó que "la asamblea de mañana es clave".

De acuerdo a la novedad que se tenga sobre el tema, "probablemente, aunque no está asegurado, se haga un impasse donde se dará tiempo a que la empresa haga sus negocios y si no se soluciona, el gremio y los trabajadores ahondarán las medidas de fuerza", aseveró Verón.

Remarcó también que la modalidad de lucha se va a determinar con seguridad a partir de mañana, con la novedad que tenga la empresa para darles y remarcó que "hay una gran inquietud de la empresa por solucionar el problema, pero nosotros estamos acá firmes porque todavía hay trabajo por hacer en esta obra y los compañeros no deben estar sin su fuente laboral".

Por lo pronto, hay muchas expectativas sobre lo que la empresa decidirá.

Comentá la nota