José Rigane: “El gobierno no debería entrometerse en los sindicatos”

Así se manifestó el Secretario Adjunto de la CTA Nacional y recientemente reelecto Secretario General del Sindicato Luz y Fuerza de Mar del Plata. El dirigente marplatense también manifestó que el país está sintiendo las consecuencias de la “sintonía fina” que impulsó la presidenta Cristina Fernández.
Recientemente reelecto como Secretario General del Sindicato de Luz y Fuerza en la ciudad de Mar del Plata, también afirmó que “los argentinos estamos viviendo las consecuencias de la implementación de la sintonía fina. También, en una crisis que intenta descargarse permanentemente sobre el conjunto de los trabajadores de algo que acontece no sólo a nivel nacional. Y el Movimiento Obrero es el sector que tiene mayor responsabilidad en la resolución de los problemas que precisamente tienden a afectar cada vez más al conjunto de los trabajadores”.

“Lo mejor que le puede suceder a cualquier grupo de la sociedad, y en este caso a los trabajadores, es estar unidos. Y esto no es algo que uno lo resuelva porque lo formule o porque lo declame, es una construcción; y también están quienes precisamente trabajan para destruir esta unidad”, destacó.

No se olvidó de expresar que “como yo creo que el Movimiento obrero y las Organizaciones sindicales no pueden actuar como factores del poder sino que deben reconocerse como instrumento de transformación de la realidad. Pensamos que el Gobierno no debería entrometerse en la vida interna de las Organizaciones no gubernamentales, como son las Organizaciones sindicales y otras. Hay una intromisión permanente del Gobierno Nacional intentando determinar candidaturas, referencias o a quién le gustaría más que debiera estar al frente”.

En esa línea, acotó que “eso no contribuye a la participación, a la democracia que todos buscamos, y sobre todo al desarrollo y crecimiento de las Instituciones en el sentido de aquéllas que tienen que ver con el ámbito gubernamental. Y creo que esto es un problema que vivimos en la Argentina y que no deberíamos tener, pero lamentable y desgraciadamente existe y esto lleva a este tipo de situaciones que no le hace nada bien no solo al Movimiento obrero, yo creo que no le hace bien a la sociedad argentina, no le hace bien a la institución democrática”.

Comentá la nota