En San Juan los docentes piensan pedir más del 30%

El secretario general de la Unión Docentes Argentinos (UDA) se refirió a las negociaciones salariales que se llevan a cabo en la Nación, a la espera de definiciones para comenzar las paritarias a nivel local. 

En tal sentido dijo que hay preocupación por la demora del acuerdo ya que en esta semana “hay que comenzar a discutir los salarios en San Juan”.

“Es grave no tener el piso del salario inicial del cargo testigo del maestro de grado, que eso lo debe poner la paritaria nacional, pero creemos que entre martes y miércoles habrá alguna novedad significativa en Capital Federal porque el Gobierno Nacional si quiera garantizar el ciclo lectivo tiene que hacer un esfuerzo más importante”, sostuvo el dirigente gremial docente.

Julio Rosas justificó sus declaraciones expresando que “el sueldo inicial de un maestro de grado no puede estar por debajo de $8.000”, por lo tanto “es necesario apelar a la sinceridad y solidaridad de la sociedad”.

“Este es el tema central, por supuesto que también hay que discutir la actualización del valor índice que si en los últimos años fue del 30%, no puede ser menos, dada las circunstancias económicas que estamos viviendo”, añadió el titular de UDA.

Ante ello, se espera con muchas expectativas la convocatoria en San Juan en esta semana y se espera que en Capital Federal, entre hoy y mañana la paritaria nacional defina el aumento salarial para este año. Todo dependerá si los gremios docentes llegan a un acuerdo con el gobierno nacional y de no llegar al consenso, ya anunciaron que peligra el inicio de clases el próximo 29 de febrero.

En tanto, los docentes sanjuaninos estiman que la mejora salarial para este año debe superar el 30%.

“Hay que tener en cuenta que las paritarias del 2012, 2013, 2014 y 2015, nunca tuvimos una actualización inferior al 30% y máxime en estas circunstancias, en las que a la fuerte devaluación se añadió una suba en los impuestos y servicios, en los valores de combustible, canasta familiar, prestaciones de salud etc, esto hace que no solo los docentes sino los trabajadores en general tengan gran dificultad con el deterioro del salario de bolsillo”, sostuvo Rosas.

Por ello, también será significativo que se aumente el mínimo no imponible en ganancias, con el objeto que haya un margen de actualización salarial importante.

Por otro lado, el secretario general de UDA celebró que en San Juan, autoridades de Hacienda y el Ministerio de Educación hayan adelantado que no habrá un tope en las paritarias.

“Esto es bueno, desde nuestro gremio advertimos en la segunda quincena de enero que no hay ponerle techo a las paritarias, hay que ponerle techo a la inflación, al aumento desmedido de los precios porque es lo que preocupa a todos los trabajadores que como ciudadanos no pueden atender las necesidades básicas, hay deterioro del salario y la inflación no cesa”, manifestó Rosas.

Otro de los puntos a tratar en las paritarias que se aproximan es la resolución de deudas salariales que actualmente afecta a aproximadamente 1.500 docentes de todos los niveles y modalidades y asciende aunos 50 millones de pesos, discriminados en incrementos, reubicaciones, interinatos y suplencias.

Comentá la nota