Juan Rodríguez: “Sabemos que lo que ocurrió en Rosario puede pasar en cualquier lado”

Juan Rodríguez: “Sabemos que lo que ocurrió en Rosario puede pasar en cualquier lado”
Así se expresó el Secretario General de SUTERyH (Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontales), en diálogo con “el Retrato…”. Mismo dirigente que afirmó: “En algunos lugares vi a muchos trabajadores matriculados revisando las instalaciones de gas, pero tendría que ocurrir en todos. Y no pasa”.
Después de la tragedia de Rosario, que dejó 21 muertos y más de 60 heridos por la explosión de un edificio, presuntamente originada en una fuga de gas, la preocupación sobre los estados e instalaciones de los edificios fue inmensa. En ese marco, el secretario general de SUTERyH (Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontales), Juan Domingo Rodríguez, dialogó con “el Retrato…” y disipó algunas dudas.

En principio, recordó que “hace un tiempo hicimos una campaña sobre la concientización y prevención sobre los peligros y riesgos del monóxido de carbono” y luego acotó que “con Camuzzi todavía no hablamos de este tema, pero bien sabemos que lo que ocurrió en Rosario puede pasar en cualquier lado”.

Hecho que desencadenó la intranquilidad de los propietarios e inquilinos de departamentos en la ciudad. “En algunos edificios vi a muchos trabajadores matriculados revisando las instalaciones de gas, pero tendría que ocurrir en todos. Y no pasa. No debería pasar que por ahorrarse unos pesos, llamen a cualquiera. Aparte, nosotros estamos convencidos de que cada uno o dos años debería producirse un control exhausto de los departamentos, para evitar futuros problemas”, dijo.

En ese marco, expresó que “es difícil hacerle entender a la gente que está en riesgo la vida de cada habitante del edificio”, e inmediatamente agregó que “Camuzzi se encarga muy bien de hacer sus tareas. Nos hemos reunidos en varias oportunidades para que no pase nada raro con el gas y creo, que desde ningún punto de vista, suframos algo similar a lo que ocurrió en Rosario, porque ellos están encima de cada problemática. Una pérdida que encuentran, no paran hasta solucionar el conflicto”.

Y más allá del gas, consultado por el estado de los edificios en sí, dijo: “En los últimos dos años, tuvimos un problema grande: el dinero. Entonces, el propietario hace cualquier cosa para ahorrarse algún billete. Por ejemplo, prefieren no tener ningún encargado. Nosotros pedimos que cada uno tenga un administrador y un encargado. Algunos ocupan una empresa de limpieza, trabajan dos o tres horas por día y luego se van. Esos no están capacitados para nada. Pedimos que una persona capacitada esté todo el día en el edificio. Dicho sea de paso, nosotros los capacitamos para que estén informados y sepan de todo”.

Sobre el final, esbozó que en Mar del Plata tienen unos mil afiliados, sobre las “casi tres mil torres”, por lo que “es un número inferior a lo que realmente deberíamos tener. Algunos pertenecen a distintas empresas de limpieza y el resto se autoadministra, pero esto último es ilegal”.

Comentá la nota