Judiciales también resolvieron parar y se completa una semana de alta conflictividad

Judiciales también resolvieron parar y se completa una semana de alta conflictividad
Los trabajadores de la justicia provincial también irán al paro en esta semana, la que estará así colmada de medidas de fuerza en distintos sectores del Estado provincial, ya que antes de los judiciales ya habían definido huelgas gremios docentes, UPCP y personal de hospitales y centros de salud.

En todos los casos, las protestas tienen como eje central las demandas de recomposiciones salariales acordes al proceso inflacionario que viene castigando a los bolsillos de los trabajadores. Pero los reclamos chocan con la postura del gobierno, que señala que el presupuesto provincial no permite ofrecer mejoras superiores a las que ya se definieron como una suerte de caso testigo -a los docentes, a quienes la administración de Juan Bacileff Ivanoff propuso un aumento en cuotas- del 25%, con sumas en negro que elevan la recomposición al 31% en el caso de los maestros de sueldos más rezagados.

Tribunales afectados

En Asamblea, los judiciales decidieron retomar la medida de fuerza.

En el marco de la asamblea realizada en la tarde - noche de ayer, el Sindicato de Empleados Judiciales del Chaco resolvió mantener su plan de lucha convocando a un nuevo paro de actividades, sin asistencia a los lugares de trabajo para los días jueves 20 y viernes 21 de marzo.

La entidad que lidera Graciela Aranda reclama un “urgente” incremento salarial “acorde al régimen de porcentualidad a fin de recomponer en forma inmediata los salarios ya totalmente devaluados”.

Los judiciales presentes en la asamblea expresaron un gran malestar ya que ven con preocupación “las maniobras de dilación y la falta de voluntad de dar respuesta a los reclamos salariales de nuestro sector”, y señalaron que consideran “una falta de respeto y valor a la tarea que desempeña tiempo completo sin compensación alguna el trabajador judicial”.

Protestas desde hoy

Los paros en el sector público comenzarán hoy, con una medida por 48 horas decidida por los empleados del Ministerio de Salud nucleados en UPCP, gremio que, a su vez, iniciará una huelga general desde mañana y por 72 horas en toda la provincia.

Con la misma duración desde mañana y hasta el viernes -inclusive- será el paro convocado en las escuelas por los gremios docentes Atech y Federación Sitech, que consideran insuficiente e “irrisoria” la propuesta gubernamental del 25%, a la que además calificaron de “mentirosa”, reprochando el carácter “unilateral” de la definición salarial. De ese modo se refieren al hecho de que el gobierno dijo que la propuesta es inamovible y que no hará retoques sobre ella pese a las quejas sindicales. Ayer el ministro Sergio Soto, además, insistió en que hará todo lo que esté a su alcance para atenuar el impacto de los paros (ver página 3), lo que evidentemente significa que seguirá adelante con su idea de designar suplentes para los maestros que adhieran a las medidas.

En los hospitales

También miércoles, jueves y viernes estará de paro la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública (APTASCH), lo que afectará los servicios en hospitales y centros de salud, sobre todo porque la medida coincidirá con el paro de 72 horas de UPCP, gremio que tiene a buena parte de sus afiliados en la red sanitaria estatal.

Si bien en todos los casos las entidades sindicales dijeron que se mantendrán las guardias mínimas, lo cierto es que la medida afectará a miles de personas que acuden a diario a los centros asistenciales, y principalmente al Hospital Perrando y al Hospital Pediátrico, complejos que tienen saturadas sus capacidades de atención.

Ayer, en declaraciones a La Radio, el ministro de Salud, Antonio Morante, pidió a los dirigentes sindicales y trabajadores que “piensen en los vecinos que acuden a los centros asistenciales” y planteó la necesidad de que “se entienda que un paro es una medida extrema” que debería tomarse sólo en situaciones especiales.

Concentración en la plaza

Federación Sitech también confirmó su paro 72 horas a partir de hoy y hasta el viernes, responsabilizando por la medida a “la pretensión del gobierno provincial de ajustar al sector docente por vía de la inflación proponiendo una recomposición que ni siquiera alcanza a cubrir la misma de los tres últimos meses con una devaluación salvaje que beneficia a unos pocos”.

El gremio, además, adhiere a la protesta convocada para hoy por la CTA de Pablo Michelli, por lo que convoca a los docentes a concentrarse en la Plaza 25 de Mayo a partir de las 9 de la mañana “en conjunto con todos los demás sectores ocupados que están rechazando el ofrecimiento del gobierno y desocupados que están sufriendo el ajuste o el tarifazo de luz y agua, más impuesto inmobiliario”.

El sindicato dice que comunicó a la Dirección de Trabajo que “el paro es con o sin asistencia dependiendo de cada una de la instituciones, propiciando un paro activo y en este sentido se está elaborando un instructivo para aquellas instituciones que han decidido por la primera opción (con asistencia) y promoviendo distintas actividades como ser asambleas públicas, marchas de antorchas, movilizaciones, que se desarrollarán durante estos tres días no solamente en la capital sino en las localidades del interior”.

Comentá la nota