Se judicializa la obligación de contratación de cooperativa de maleteros

Se judicializa la obligación de contratación de cooperativa de maleteros
Por lo menos una de las empresas de transporte de larga distancia que operan en la Terminal de Ómnibus de Bariloche inició una causa cuestionando la ordenanza que la obliga a la contratación de la cooperativa conformada por maleteros. Los empresarios solicitaron una reunión con el Municipio y suspender los plazos de aplicación de la normativa. Se avanza sobre “los derechos, facultades y atribuciones que son propias de los privados”, cuestionaron.
Sigue sin poder resolverse la problemática planteada en torno al servicio de maleteros en la Terminal de Ómnibus de Bariloche. A las demoras en la conformación definitiva de la cooperativa de los trabajadores, se suma ahora la judicialización del proceso por parte de la empresa de transporte de pasajeros de larga distancia, Crucero del Norte.

Según pudo saber ANB, la firma cuestionó la obligación de contratación de la cooperativa “Islas Malvinas”, derivada de la Ordenanza 2416-13, ya que, según plantearon los abogados genera un “importante grado de avance” del “Estado Municipal por sobre los derechos, facultades y atribuciones que son propias de los privados”.

Con estos argumentos, reclamó la suspensión de los plazos de aplicación de la normativa, en todos sus aspectos.

Aquella normativa estableció los nuevos valores del canon por el uso de los boxes en la Terminal y la obligatoriedad de contratación por parte de las empresas de la mencionada cooperativa, conformada por trabajadores que, en muchos casos, desde hace varios años realizan la tarea de carga y descarga de equipaje sin ningún tipo de vinculación ni resguardo laboral.

La ordenanza “resulta claramente invasiva y peligrosamente restrictiva del derecho a elegir, coordinar, dirigir, ejercer el control técnico, jurídico, económico y el régimen sancionatorio de los recursos humanos que conforman una organización empresaria”, planteó la empresa Crucero del Norte en la causa judicial que inició.

El cuestionamiento apunta a la imposibilidad de “seleccionar al personal que va a prestar el servicio de atención de los pasajeros”, lo cual, según la visión empresaria, contraría legislación nacional.

La empresa señala críticamente, además, que la cooperativa aún está en formación, y su contratación, por tanto, no resulta posible por no ser una “persona jurídica debidamente reconocida”.

La opción planteada por los abogados de Crucero del Norte es que, a partir de una reformulación de los términos de la ordenanza, en lugar de abonarse a la cooperativa por los servicios prestados, se establezca el concepto de “Tasa Municipal por Servicio Retribuido”; es decir que el municipio “debería concesionar el servicio de atención de los pasajeros y cobrar una Tasa por dicho servicio, y a su vez, con lo recaudado, pagarle el importe convenido a la cooperativa o ente que efectivamente preste el servicio”.

En este marco, los empresarios solicitaron al Concejo una audiencia para tratar el tema.

La cooperativa “Islas Malvinas” fue creada por los trabajadores -aún está en conformación legal-, luego que realizaran una serie de cortes en el ingreso de la Terminal de Ómnibus protestando por la falta de vinculación laboral e inexistencia de marco para la tarea que desarrollan. La cooperativización fue impulsada por el municipio como alternativa para lograr la estabilidad reclamada.

Comentá la nota