Juez de Trabajo denuncia a cooperativas "truchas" del puerto

"Si no fuera por las demandas contra cooperativas del puerto, la litigiosidad laboral se reduciría un 90%" en los tribunales laborales, afirmó Humberto Noel.
"Si la gran mayoría de las cooperativas de trabajo del puerto funcionaran de acuerdo con lo que establece la ley respectiva, el nivel de litigiosidad en los tribunales laborales disminuiría tranquilamente en un 90%". Así lo puso de relieve el juez del Tribunal de Trabajo 2, doctor Humberto Noel, al dialogar en forma exclusiva con LA CAPITAL.

De esta forma, el magistrado se refirió a un elemento de la realidad que hay que considerar al momento de individualizar los factores productores del presente conflicto portuario.

Noel comenzó diciendo que "resulta abrumadora la cantidad de demandas que ingresan diariamente a los Tribunales de Trabajo, promovidas por trabajadores que se desempeñan en cooperativas dedicadas a la actividad pesquera".

"El tema es muy claro -continuó-: hay una Ley, la 20.337/73 que las cooperativas que se conforman deben respetar tanto en lo que hace a su conformación como a su funcionamiento. Yo no estoy en contra del sistema cooperativo. Al contrario, estoy muy a favor, pero siempre que se respeten los ideales cooperativos: igualdad, equidad y solidaridad".

Y añadió: "el hecho es que cumplen con los requisitos de conformación para poder inscribirse y después no hacen lo propio con los de funcionamiento, cometiendo lo que se denomina 'fraude laboral'. Es decir, no hacen integración de capital, emisión de acciones, reparto de ganancias, balances o asambleas de asociados".

"La cáscara fraudulenta"

Tras exponer que "de cinco audiencias de vista de causa diarias que tenemos en cada uno de los tres Tribunales de Trabajo, de una a dos son por demandas contra estas cooperativas", puntualizó que "no puede ser que al ponerse en funcionamiento desvirtúen su esencia y se conviertan en la cáscara fraudulenta que posibilita relaciones laborales clandestinas".

También, dijo que "viendo cómo actúan estas cooperativas y quiénes son sus dueños, tenemos que señalar que que hay mucha gente audaz que aprovecha cierto consenso que alcanzan en determinado sector y lo utilizan, en algunos casos, para armar estos negocios que por lo general, ilegalmente pertenecen a empresas ya conformadas".

Y prosiguió: "la Ley 20.33 sancionada por el Congreso y el decreto 2015/94 han intentado desvirtuar esta situación, pero continúa vigente", para después agregar "este accionar fraudulento está provocando serios problemas en el tejido social y contribuye a la destrucción de las organizaciones sindicales dedicadas a la actividad pesquera".

Al ser preguntado, si el que demanda no tiene en cierto modo una parte de la culpa, Noel respondió que "el trabajador de la zona puerto ve en este sistema una posibilidad laboral sin analizar el tipo de organización de que se trata. Llega a integrarse por un tema de desconocimiento y de necesidad perentoria, pero no tiene en cuenta, creo por no habérsele enseñado, que siendo socio no tendrá acceso a una indemnización en caso de ser despedido. Y cuando ello sucede, empezamos a recibir demandas contra el vínculo laboral. Además no tiene acceso a una obra social ni a otros beneficios de los trabajadores. Pero resulta que a fin de mes cobra un sueldo magro, fuera de convenio, porque es considerado un socio y no un trabajador con relación de dependencia".

Comentá la nota