La jugada del Gobierno para que el bono de fin de año tenga un costo fiscal mínimo

La jugada del Gobierno para que el bono de fin de año tenga un costo fiscal mínimo

Solo cubre a los jubilados de la mínima y da un bono por familia y no por hijo con AUH. Busca acotar la suba del déficit.

Esta tarde el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, aseguró que “hay más 7 millones de beneficiarios” producto de los bonos de fin de año acordados con los gremios y la exención del pago del impuesto a los Ganancias para aquellos que ganen hasta $55.000 brutos.

Sin embargo, LPO pudo saber que en realidad se trata de menos personas porque en primer lugar el bono de $1.000 alcanzará a aquellos que cobren la jubilación mínima de $5.661 (o menos) y hasta $6.661, lo que según confirmaron fuentes oficiales representa un total de 3,2 millones de beneficiarios, o lo que es lo mismo un costo fiscal de $3.200 millones.

Los otros que recibirán el bono de $1000 serán aquellos que cobren la AUH. Pero no se trata de una erogación de mil pesos por cada uno de los más de 4 millones de niños que reciben actualmente una asignación de $1.103 mensuales, sino que será un bono por cada una de los 2,1 millones de familias alcanzadas por la AUH.

Así, mientras cada jubilado recibe un bono per cápita, los niños deberán compartir el beneficio con sus hermanos. De esta manera el Estado limita el costo de la asistencia a este sector de $4.100 millones a $2.100 millones. En este sentido, este sesgo que le permite al Estado Nacional ahorrarse $2.000 millones refuerza el 47% de pobreza que enfrentan los menores de 14 años, frente al 8% que afecta a los mayores de 65.

Por ende, el costo de los bonos de fin de año trepa a $5.300 millones, que se suman a los otros $135.000 millones de rojo fiscal preexistente para el último trimestre del año.

Sin embargo, falta sumar el costo fiscal de la exención del aguinaldo del impuesto a las Ganancias de aquellos trabajadores que tengan un sueldo bruto inferior a $55.000. Sin embargo, este beneficio también tiene una salvedad y es que el medio aguinaldo no supere los $15.000, por lo que en realidad la cantidad de beneficiarios se reducirá a aquellos cuyos salarios estén debajo de los $30.000 y son solteros, porque los casados con dos hijos ya quedan eximidos del pago de Ganancias.

De esta forma, el beneficio abarcará a menos trabajadores de los que los $55.000 sugieren. Aunque ellos recibirán una exención proporcional al excedente por sobre los $15.000 de medio aguinaldo.

Aun así, las estimaciones del Ministerio de Trabajo sostienen que 1,2 millones de trabajadores se verán beneficiados por una reducción del impuesto a las ganancias. Así, esta exención rondará los $1.300 millones, aunque la AFIP aun no haya precisado el costo fiscal.

Comentá la nota