Julián Matamala: "Repsol cerró equipos de trabajo en Mendoza para presionar al Gobierno"

Matamala dijo que confía en que la nacionalización traerá reactivación para los equipos de trabajo en Cuyo.
El secretario general del sindicato de jerárquicos petroleros de Cuyo y La Rioja hizo fuertes declaraciones sobre las maniobras de la conducción española de YPF. Dijo que les cerraron equipos de trabajo para presionar al Gobierno central cuando anunció la nacionalización, y que sospecha que fue desviado combustible al exterior durante la gestión de Repsol. Escuchá la entrevista.

por MDZ Política

Según explicó el secretario general del Sindicato del Personal Jerárquico y Profesional del Petróleo, Gas Privado y Químico de Cuyo y La Rioja, Julián Matamala, la medida de nacionalizar YPF "fue drástica y nos hizo temer por la estabilidad de nuestros trabajadores, pero después de la reunión que mantuvimos en Buenos Aires nos quedamos tranquilos".

Matamala explicó a los periodistas de Hacete cargo, que se emite por MDZ Radio, que como una medida de presión por parte de Repsol, apenas conocer la intención de nacionalizar YPF, los españoles cancelaron ocho equipos de 21 que estaban trabajando en distintas tareas en Cuyo. "Los equipos son de perforación, terminación y/o pulido -explicó-. En el norte hay dos de perforación, ocho de terminación y cinco de pulido. En zona sur hay tres de terminación, dos de pulido y uno de perforación. Teniamos 21 en total de 21 y habian parado ocho como factor de presión. Nos tenía preocupado", argumentó.

Pero llegó la tranquilidad, según el dirigente, con la charla con Julio de Vido en Buenos Aires, y hoy con la puesta en marcha de cuatro de los equipos suspendidos. "Además nos prometieron que en julio/agosto reactivarán cuatro equipos más, y esto es muy bueno porque si se mueve el sector de perforación, la perspectiva es positiva al futuro".

El sindicalista fue consultado acerca de la producción de YPF en manos de Repsol y de qué opinión le merecía la intención del vicegobernador mendocino Carlos Ciurca de hacer una auditoría a la destilería de Luján de Cuyo. "Me parece muy buena idea porque nosotros tenemos serias dudas sobre si el total del producido tuvo el destino correcto", dijo. Repreguntado por el equipo de Hacete cargo sobre qué destino creía él que se le había dado, Matamala respondió que desde 2006 a esta parte, "entre un 5 y un 10 por ciento seguro había sido desviado, a Chile, por ejemplo".

Coment� la nota