Julio Piumato: “la corrupción es la forma más brutal de individualismo, quien está pensando en corromperse no puede pensar en el otro”

Julio Piumato: “la corrupción es la forma más brutal de individualismo, quien está pensando en corromperse no puede pensar en el otro”

El Secretario General de la Unión de Empleados de la Justicia de Nación visitó ayer la Fiscalía Federal de Dolores, donde departió con el Dr. Curi y personal de la misma. Tuvimos oportunidad de entrevistarlo, nos habla de la justicia y de su optimismo por el futuro del país, haciendo hincapié en lo que dijo el Papa Francisco en su encíclica, abandonar el “relativismo práctico”, eso de no ser solidarios y preocuparse por sólo lo que a uno le atañe. 

El Secretario General de la Unión de Empleados de la Justicia de Nación, Julio Piumato, visitó ayer la Fiscalía Federal en nuestra ciudad, y con él tuvimos oportunidad de dialogar.

El dirigente gremial sobre su presencia en Dolores decía, que había estado junto con el Fiscal Dr. Juan Pablo Curi en la “Cumbre Mundial de Jueces” que organizó el Vaticano, y que se había comprometido visitarlo en cuanto tuviera oportunidad, precisando, que aprovechando que el Gremio realizaba una jornada en la ciudad de Mar del Plata concretaba la promesa.

- ¿En qué consiste esa jornada que realiza el Gremio?

Se realizará en la Facultad de Derecho y se tratarán distintos temas, entre ellos nulidades. Como desde el Gremio estamos impulsando y debatiendo la refederelización del narcotráfico y la droga, ya que nosotros pensamos por los resultados que ha sido muy mala la política que se ha llevado adelante, también hablaremos de ello, como también de corrupción. Lo haremos con un panel muy importante, hay más de 200 inscriptos.

- ¿Cómo es la situación salarial de los judiciales?

Estamos bien hasta ahora. Venimos con una política de tramos desde hace siete años, lo que nos ha permitido estar por encima de la inflación. Este año, por lo que ha sido el primer semestre, reforzamos la cuestión e hicimos un acuerdo semestral del 26,5%, que se cobrará retroactivo al 1º de junio. Y con la Corte hemos quedado según como sea el ritmo inflacionario del segundo semestre, en fijar la nueva pauta, el objetivo es que los salarios no pierdan valor.

– ¿Cuál es la opinión y postura del Gremio ante la cantidad de vacantes de jueces y fiscales que hay en el Fuero Federal?

Hay muchas vacantes sin cubrir. Esa fue la política del gobierno que se fue, la precarización de la justicia, porque un juez que no tiene acuerdo del Senado, un juez interino o subrogante, está sometido a presiones, lo que no ocurre con un juez que tiene la entidad que le da el conjunto de la sociedad a través del mecanismo legal. Son muchos los cargos sin cubrir, incluso la Corte Suprema ha planteado al Consejo de la Magistratura que apure el tema de los concursos, por lo que es de esperar que esto se vaya normalizando. Pero más allá de esto creo que hay cosas que hay que modificar, como establecer plazos bien concretos para los procesos de concursos, para evitar que pasen años sin cubrirse una vacante efectiva. Nosotros como Gremio tenemos una propuesta, donde tienen que estar comprometidos los plazos del proceso de concurso que hace el Consejo de la Magistratura, también los plazos del Poder Ejecutivo para decidir en cuanto a las ternas que se le envían. El gobierno anterior pasó años con las ternas enviadas por el Concejo sin enviarlas al Senado. Entendemos que el Senado debe tener un tiempo perentorio para esto, yo creo que no debe haber un juzgado sin juez, una fiscalía sin fiscal, una defensoría sin defensor, por más de un año.

– ¿El Gremio tiene opinión sobre la cantidad de miembros de la Corte Suprema?

El número de miembros de la Corte que se define por un interés político, por una necesidad política. Cuando el gobierno de Menem lo amplió a nueve, hubo críticas de todos los sectores del país, todos decían que no era necesario salvo el gobierno que quería manipular la Corte. Desgraciadamente nunca se ha hecho un análisis apartidario sin fijarse en las necesidades del gobierno de turno, para determina en Argentina cuál es el esquema necesario. Los miembros de la Corte han dicho que con cinco pueden funcionar bien, lo que es una palabra entendida, ya que funcionaron con nueve, con siete, seis y hasta con tres. Me parece que la discusión en la Argentina no debe pasar por el número de miembros de la Corte, los tema de la justicia son mucho más de fondo, como afianzar su independencia, afianzar la probidad de jueces, fiscales y defensores, contar con los medios que permitan realmente poder enfrentar los flagelos que tiene la Argentina hoy, el narcotráfico, la corrupción, el lavado de dinero. En otros aspectos, poder dar respuestas a los reclamos de la comunidad, para lo cual también es necesario políticas de prevención.

– ¿Más cuando existen muchos delitos complejos que enfrentar?

Sí, y el crimen organizado. La justicia tendría que tener la capacidad económica para tener equipos especiales trabajando en la tarea, es decir, que fiscales y jueces cuenten con elementos para enfrentarlo. Nosotros como Gremio hemos planteado a la Corte la capacitación de equipos judiciales especializados en delitos complejos, de manera que el Poder Judicial frente a determinadas causas pueda proveer al juzgado o a la fiscalía, de un equipo de gente especializada en una cuestión puntual que esté investigando. Eso es planificar la justicia, algo que se ha perdido por estos años, se debe planificar en función de la expectativa del conjunto de los ciudadanos.

– Usted recién decía que en la jornada de Mar del Plata ven a tratar el tema de la corrupción. El ciudadano se despierta todos los días conociendo nuevos hechos, la capacidad de asombro ya no alcanza ¿Cuál es su opinión?

Esto que ahora llama la atención era un secreto a voces. Entiendo que la sociedad merece respuestas, el clamor general las está generando. Cuando estuvimos en el Vaticano el Papa Francisco les habló a jueces y fiscales diciéndoles que debían enfrentar la presión tremenda de los poderes políticos, pero libres de corrupción. La corrupción es la negación de una sociedad, el Papa lo ha dicho muchas veces. Yo tengo una definición muy clara, “la corrupción es la forma más brutal de individualismo, quien está pensando en corromperse no puede pensar en el otro”. La justicia si no tiene gente proba, es muy difícil que pueda enfrentar la corrupción o pueda ser independiente. Un juez corrupto no tiene posibilidad de ser independiente, al poder no le interesa que un juez sea corrupto, porque es manipulable, le preocupan los jueces independientes. La justicia tiene que depurarse de los casos de corrupción interna, para poder enfrentar así la corrupción de afuera.

– ¿Como dirigente de tan importante Gremio, qué mirada tiene hacia delante, es optimista respecto del futuro del país?

Este es un país bendecido por Dios, es tan inmensamente rico que siempre da una nueva oportunidad. En esta instancia de gobierno que pasó, Argentina perdió una gran oportunidad, todos los cuadros comparativos, los precios relativos, todo, era favorable, y sin embargo no se generó un modelo de país, no hay más allá del discurso un perfil industrial propio. La industria argentina es una industria de rompecabezas, de ensamblar cosas que vienen de afuera. La tarea será brava, pero yo siempre veo la parte llena del vaso, yo tengo expectativas y esperanzas porque es imposible que nos vaya mal.

– ¿Por qué dice que no nos puede ir mal?

Hay un gran politicólogo brasilero, Helio Jaugaribe, que decía que Argentina es un país condenado al éxito, y lo fundamentaba en que teníamos tres cosas que juntas que muy rara vez se daban en un país. Primero, los tremendos recursos naturales con que cuenta. Segundo, la capacidad de generar industria liviana. ¿Por qué?, porque tenemos mucha industria alimenticia y mucha de indumentaria, que multiplica rápidamente el capital, por lo que la reactivación es mucho más rápida que en otros países que se basan por ejemplo en el petróleo. El tercer punto es lo que Jaugaribe llama “la sociedad civilizada”, que es el nivel medio promedio de educación en el país, que permite generar ideas, generar mano de obra capaz en las distintas profesiones u oficios. Por eso reitero, no nos puede ir mal, es imposible, los argentinos tenemos que abandonar lo que el Papa Francisco en su Encíclica llama el “relativismo práctico”, eso de no ser solidarios y preocuparse por sólo lo que a uno le atañe, ser indiferente para el resto. Hoy el mundo no es el mismo, se han vivido centenares de años con la concepción que el hombre era dueño de la naturaleza, esto ha cambiado, el Papa Francisco dice “somos administradores de la casa común”. Desde la sociología, desde la filosofía, se considera al hombre como parte de la naturaleza y eso implica cambios muy profundos, por eso no sólo es importante que el Papa Francisco sea argentino sino que esté planteando estas cuestiones. Estamos en un proceso de transformación muy grande en el mundo, la humanidad tiene que revisarse a sí misma para encarar estos cambios. Yo creo que si en Argentina damos este proceso, tenemos todas las posibilidades de éxito.

– ¿Algo que desee agregar?

Quisiera resaltar la actitud de Juan Pablo (Curi), como con pequeños gestos se muestran cosas. Él le llevó al Papa Francisco una foto de su equipo de trabajo en la fiscalía, le pidió que la bendiga. No pensó en él sino en su equipo de trabajo, hay que pensar cómo Juan Pablo lo hizo en el conjunto, la globalización de la solidaridad que se habla, pero empezando donde uno está. Esa humildad de Curi demuestra cuál es el camino que tiene que recorrer la justicia, esas pequeñas cosas como van mostrando cuál es el camino.

Comentá la nota